Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

Conviértete en un guardián de las finanzas

Se parte del poderoso plan de Rocket y los Guardianes de la Galaxia y conviértete en un superhéroe ahorrador.
Lee más

El camino financiero del emprendedor

Antes de decidirnos a emprender la aventura de iniciar un negocio propio, debemos considerar algunos aspectos importantes:
Seremos responsables de proveernos el sueldo que nos permita cubrir nuestras necesidades.

Tendremos que comprometernos con nuestro proyecto, de manera que podamos obtener periódicamente una cantidad fija.

Ya que seremos nuestro propio jefe, no estaremos sujetos a órdenes; sin embargo, debemos tener cuidado en vigilar que todos los aspectos del negocio estén perfectamente atendidos.

Si contratamos empleados, debemos estar pendientes del pago de su nómina o el pago que hayamos acordado con ellos y, de preferencia, tener una reserva de capital que nos permita hacer frente a estas obligaciones, aun cuando el negocio no genere utilidades en un principio.

No tendremos el paquete de prestaciones que brindan las empresas, por lo tanto, seremos nosotros mismos los encargados de proveernos de un seguro médico, de la inscripción al IMSS o de los beneficios de los que queramos gozar.

Para ser emprendedor debemos ser disciplinados y tener orden en cada una de nuestras actividades.

Seremos responsables directamente de cumplir con las obligaciones fiscales del negocio.

El plan de negocios y su financiamiento
Es necesario llevar a cabo un plan que detalle todos los aspectos necesarios para la operación del negocio.
Aquí te mostramos los principales puntos generales a considerar de un negocio:

  • Cuál será el nicho de mercado en que se enfocará.
  • Quiénes son los principales competidores.
  • Determinar la lista de gastos fijos que se tendrán cada mes.
  • Los permisos y trámites que hay que realizar ante las autoridades correspondientes.
  • Cuántos empleados hay que contratar y las prestaciones básicas de ley que estamos obligados a otorgarles. Para este fin, podemos consultar la Ley Federal del Trabajo.
  • Calcular los ingresos que estimamos recibir mensualmente.
  • Escoger de qué manera llevaremos la administración del negocio, es decir, si registraremos las operaciones diarias en un programa informático elaborado especialmente para el negocio o podemos utilizar otro que ofrezca el mercado.
  • Desarrollar la identidad e imagen de la empresa: logotipo, lema, filosofía, objetivos, valores y otros.
  • Desarrollar una página electrónica corporativa, con el fin de tener presencia en la red.
  • Proyectar estados financieros. ¿Qué capital es necesario para iniciarlo? ¿Se cuenta con él o hay que solicitar un financiamiento o esperar a reunir el capital?

El plan de negocios es un faro en medio de la oscuridad que nos orienta en la travesía de nuestro viaje. Nos ayuda a que cada una de las decisiones que tomemos esté justificada y, por lo tanto, que cada acción propicie un beneficio para la conformación de nuestro patrimonio.

Ahora bien, lo ideal sería que contáramos con un capital para emprender nuestro sueño, pero si no es así, existen opciones que brindan las instituciones financieras para solventar el proyecto. Asimismo, el plan de negocios nos ayuda para conseguir inversionistas que deseen emprender el negocio en conjunto con nosotros.

Conviene evaluar cada una de las alternativas disponibles y escoger la que más se adapte a nuestro tipo de negocio.

Apoyos gubernamentales
El gobierno tiene al alcance de todos los emprendedores apoyos financieros para que inicien un negocio. Un ejemplo de esos apoyos son las incubadoras de negocios que promueve la Secretaría de Economía con el propósito de financiar un porcentaje de la inversión necesaria para iniciar operaciones.

Instrumentos financieros
No olvides que los instrumentos financieros son un gran aliado en este camino que estás por comenzar. Lo ideal es que, una vez que tienes tu plan de negocio armado, te acerques a las instituciones financieras para que te asesoren para ayudarte a impulsar tu negocio, hacia el objetivo planteado.

Algo que debes realizar es separar tu cuenta de banco personal de la de tu negocio y puedes también solicitar una tarjeta de crédito y una de débito para uso exclusivo del mismo. Esto te ayudará a mantener un mejor control de todos los gastos y a mantener separadas tus finanzas personales de las de tu negocio. De igual forma, es posible que las instituciones financieras dispongan herramientas a tu alcance que tienen beneficios especiales para uso de un negocio.

Las instituciones financieras pueden ser una opción para adquirir un crédito que te apoye a iniciar tu negocio.

Recuerda
Al emprender un negocio debemos estar conscientes de que existen riesgos que podríamos enfrentar. Por eso es importante tener un plan de negocio elaborado, que nos ayude a disminuir los riesgos. La planeación evita que suframos pérdidas a causa de las decisiones tomadas precipitadamente o del aprovechamiento mínimo de los recursos disponibles.

Cada giro de negocio lleva implícito riesgos que son particulares. Por ejemplo, una cortadora de madera y un bar, tienen riesgos muy diferentes y requieren de un estudio previo muy amplio para que sepamos si tienen oportunidad de sobrevivir en el mercado a largo plazo. Te recomendamos asesorarte con expertos en el giro de tu interés, así podrás tener más bases para la toma de decisiones.

Ser emprendedor es muy estimulante porque nosotros mismos somos los creadores de un universo nuevo que crece con nuestra creatividad y nuestro ánimo. Somos libres de innovar y de proponer. Sobre todo, se nos abre un mundo de posibilidades, donde el límite es nuestra propia capacidad.

Sitios recomendados:
www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/125.pdf
www.economia.gob.mx

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduzca el código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.