Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

Conviértete en un guardián de las finanzas

Se parte del poderoso plan de Rocket y los Guardianes de la Galaxia y conviértete en un superhéroe ahorrador.
Lee más

Compra de una caminadora

Uno de los propósitos más comunes al iniciar el año, es hacer ejercicio. Si fue tu caso y te estás dando cuenta que no lo has llevado a cabo, no importa, todavía estás a tiempo de hacerlo. Si uno de tus impedimentos es no contar con tiempo, una caminadora pudiera ser una buena opción para ti. Por ello, en el siguiente artículo te mostramos algunos puntos que seguramente te interesará conocer al momento de comprar una caminadora.

Si ya has decido adquirir una, es fundamental que primero revises cuál es el presupuesto con el que cuentas, decide si la comprarás de contado o con tu tarjeta de crédito. Tal vez ésta sea la opción más viable, si no cuentas con el dinero necesario al momento, pero sabes que podrás pagarla en el plazo que te da tu tarjeta sin incurrir en intereses. No olvides comparar precios y modelos. Si harás tu compra por Internet, asegúrate de que sea en un sitio seguro, para que no sea una mala inversión.

Debes revisar que el espacio dentro de tu casa sea el adecuado para instalarla. Así que fíjate en sus dimensiones para que cuando la comiences a armar no te lleves una sorpresa y la tengas que regresar porque no cupo. Actualmente puedes encontrar en el mercado algunas plegables para guardar en el closet o debajo de la cama.

La mayoría de las caminadoras tendrán un sistema que te permitirá medir tu pulso, los pasos, los kilómetros que recorrerás e inclusive la presión arterial. Lo anterior te servirá para tener un control sobre el ejercicio que estás haciendo. Te sugerimos que primero vayas a realizarte un chequeo médico general para saber si estás en condiciones de hacer este tipo de ejercicio, o simplemente para conocer qué tanto resistes y no te sobre esfuerces y dañes tu organismo. No olvides adquirir un calzado adecuado.

En cuanto a especificaciones más técnicas, tu caminadora debe tener un buen sistema de amortiguación. Lo anterior con el objetivo de proteger tus rodillas, pies y articulaciones para que no se vean afectadas mientras estás haciendo ejercicio y evites así lesiones innecesarias. Revisa también la potencia y la velocidad que alcanzará.

Puedes elegir también una que maneje distintas inclinaciones, para que el ejercicio sea distinto conforme vayas avanzando. Puedes comprar algún programa de fitness que te indique rutinas de caminata o de trote para la caminadora y sea más divertido tu entrenamiento.

Revisa que el equipo que estás comprando cuente con garantía de la tienda donde la adquiriste y del propio distribuidor autorizado. Pues en caso de que sufra algún desperfecto, puedas hacerla válida. Es por ello que te sugerimos la compres en una tienda de artículos deportivos, en donde además, la persona que te atienda te podrá decir las características con las que cuenta la caminadora de tu elección.

Tómate tu tiempo para elegir la que mejor se adapte a tus necesidades. Así que, ¡no te detengas y a caminar se ha dicho!

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduzca el código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.