Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

¿Estás preparado para un entrenamiento financiero?

El juego incorpora toda la emoción, la energía y la estrategia del fútbol para enseñar a niños y adultos la importancia de tomar decisiones financieras inteligentes.
Compruébalo

El costo de hidratarnos adecuadamente

Más del ochenta por ciento de nuestro cuerpo está conformado por agua; y múltiples estudios han confirmado que por cada veinte kilogramos de nuestro peso es necesario beber un litro de este vital líquido, lo que en promedio representaría dos o tres litros diariamente.

La siguiente pirámide sugiere la cantidad diaria de ingesta de líquidos que un ser humano debe consumir:
consumo semanal

El costo del agua purificada y embotellada
Si bebemos dos litros de agua diariamente a un costo de diez pesos por litro, nuestros gastos son los siguientes:

  • A la semana ciento cuarenta pesos.
  • Al mes cuatro mil doscientos pesos.
  • Al año gastamos la cantidad aproximada de seis mil setecientos veinte pesos, únicamente en agua embotellada y de manera individual. Esto no quiere decir que debamos dejar de tomar agua porque resulta costoso, simplemente, es necesario aprender a economizar en lo referente al consumo de agua purificada embotellada.

Por esta razón, es importante hacer un comparativo de precios. Lo recomendable es elegir la opción que más se adapte a nuestros recursos y que cubra nuestro estándar de calidad para hacer valer el gasto.

La Procuraduría del Consumidor (Profeco), a través de su Brújula de compras, realizó un ejercicio comparativo entre las diferentes marcas de agua purificada. Revisarlo puede ayudarte a decidir sobre calidad y precio en agua embotellada: www.profeco.gob.mx/encuesta/brujula/bruj_2007/bol40_agua.asp

Garrafones
Un garrafón cuesta alrededor de treinta pesos y contiene veinte litros (los cuales en promedio te alcanzarían para una semana). El precio aproximado en este caso, es de un peso con cincuenta centavos por cada litro de agua. Por lo que, es claramente una forma más económica de hidratarnos.

El problema con los garrafones es que a veces no son prácticos; son difíciles de transportar, existe proliferación de distribuidores no certificados, que si bien manejan precios más bajos, no aseguran la limpieza y calidad del producto. Por lo tanto, debemos tener cuidado si nos decidimos por esta opción.

Filtros
Instalar un filtro en casa o en la oficina puede reducir los gastos y cuenta con el beneficio de purificar no sólo el agua que bebemos, si no también aquella con la que nos bañamos o la que utilizamos para enseres domésticos, con el beneficio adicional de alargar la funcionalidad de dichos enseres. Lo mismo sucede con las tuberías, las cuales no se obstruyen por acumulación de basura o partículas.

Es importante verificar que el filtro esté garantizado por el distribuidor y que no limpie de más, ya que muchos de ellos no sólo eliminan los minerales dañinos, sino también se deshacen de aquellos que son benéficos para nuestro organismo.

Recupera parte de la inversión
Otra forma de ayudarnos económicamente mientras bebemos agua, es reciclando las botellas, pero antes debes revisar que éstas sean de Polietileno-Tereftalato o PET, como se les conoce comúnmente; además de recuperar un poco del dinero que invertiste tomando agua, ayudarás con la conservación del entorno ambiental.

Hoy en día, es recomendable analizar las distintas opciones que, además de ser saludables (en el caso de los alimentos y bebidas), beneficien de manera permanente a nuestro bolsillo y al medio ambiente.

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduzca el código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.