Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

Calculadoras de Finanzas Prácticas

También pueden ser bajadas gratuitamente en la tienda Apple para usuarios de iPhone, iPad y iPod touch.
Bajar

Preparándose para el regreso a clases

Tradicionalmente el regreso a clases es difícil para los estudiantes. Después de un largo período de vacaciones, asimilar la idea de volver al colegio, con tareas y exámenes, parece una pesadilla para ellos.

Lo mismo pasa con los padres de familia, en ese momento no quieren saber nada del regreso a la escuela, y dejan pasar el tiempo sin prevenir lo irremediable: el pago de inscripciones y la compra de útiles escolares, libros y uniformes.

Esta pesadilla para ambos, estudiantes y papás, se hace más ligera planeando de antemano.

Prepárate haciendo gastos semanales
Lo primero que debes hacer es una lista de los artículos que sabes te solicitará la escuela, y distribúyelos en gastos semanales. Por ejemplo:

  • Primera semana: cosas pequeñas como lápices, colores, sacapuntas, gomas y juegos de geometría.
  • Segunda semana: mochila y cuadernos.
  • Tercera semana: ropa interior, zapatos, tenis.
  • Cuarta semana: libros de texto adicionales y material de laboratorio (bata).
  • Quinta semana: uniformes e inscripción.

De esta manera, obtendrás los beneficios que sólo da la prevención.

Algunas reflexiones al respecto
Ahorro
Las tiendas y fabricantes tienen ofertas antes del retorno a clases. Aprovéchalas para evitar ser de los que se espera hasta el último momento para hacer sus compras. Si lo haces de esta manera, evitarás el abuso de ciertos comerciantes, que, como conocedores de la demanda urgente, elevan sus precios.

Finanzas sanas este regreso a clases
Otra estrategia eficaz es que cada año debes incluir dentro de tu presupuesto anual el regreso a clases, ya que desde el verano se tienen que considerar las colegiaturas, inscripciones y fechas límite de pago. Por lo que, si no estás preparado, tu cartera se podría ver afectada.

Es por eso que hemos preparado algunas sugerencias para que este inicio de cursos no merme tus finanzas:

  • Haz un recuento. De los útiles que tus hijos usaron el año pasado, revisa cuáles permanecen en buena forma. Pueden ser desde mochilas, loncheras, cuadernos o plumas que no hayan usado, incluso los uniformes que se conserven bien, para seguir aprovechándolos en el año escolar que comenzará. Si tienes varios hijos, el mayor puede heredar estos materiales a los menores.
  • Compara establecimientos. Antes de comprar visita varios establecimientos para que tengas conocimiento de los diferentes precios que ofrecen o compara sus precios vía Internet. De esta manera, podrás elegir la mejor opción de acuerdo a tu presupuesto y a las cosas que necesites adquirir.
  • Compra por paquete. En algunas ocasiones, resulta conveniente comprar plumas, lápices o borradores por paquete en vez de por pieza. De esta forma, puedes contar con una reserva, en caso de que tus hijos necesiten estos artículos a lo largo del ciclo escolar. Podrías, incluso, en caso de tener un propio negocio, incluir estas necesidades escolares en las necesidades del mismo, y comprar a mayoreo esos productos. De esta forma, resuelves la necesidad y ahorras.
  • Realiza intercambios. Algunas escuelas llevan a cabo intercambio de libros entre los alumnos, que te permiten ahorrar dinero en libros de lectura o de consulta ya que un niño que los utilizó y conservó en buen estado puede dárselo a tu hijo, y tu hijo a su vez, pasar sus libros a algún otro niño. Si la escuela no lo organizó, tal vez puedas organizarlo tú entre tus conocidos.
  • Pagos por adelantado y deducción. En algunas instituciones educativas te hacen un descuento si pagas por anticipado la colegiatura de todo el año. Esto puede significar un ahorro interesante para tu cartera si tienes la posibilidad de hacerlo. Por otro lado, existe la posibilidad de deducir las colegiaturas en tu declaración anual.

Una vez iniciado el ciclo escolar puedes seguir ahorrando si organizas alguna ronda para compartir auto con los papás de otros compañeros de la escuela, o si contratas el transporte escolar. Recuerda que se puede ahorrar todo el año si incluyes los gastos escolares dentro de tu presupuesto anual.

Sin duda, nuestros hijos son lo más importante que tenemos y no deseamos que por ningún motivo pierdan clases o sean mal vistos por llegar tarde y con útiles incompletos. Esto provoca que nos presionemos para evitar que esto suceda, creando un nivel de estrés suficiente para mandarnos nuevamente de vacaciones; por lo que, el segundo beneficio de la planeación será un bajo nivel de estrés y mucha tranquilidad.

Estos beneficios deberán motivarnos a prepararnos desde ahora, y así lograr un placentero regreso a clases.

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduzca el código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.