Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

Administración Financiera

Aprenda más sobre presupuesto, ahorro, y cómo llevar una vida financiera balanceada con los recursos con que cuenta.
Lee más

Elimina tus deudas

Las deudas pueden llegar a ser parte de nuestra vida financiera, especialmente si nos encontramos en una etapa de cambios, como mudarnos a nuestro primer departamento o tener un hijo. Sin embargo, si las deudas se salen de control, podrían llegar a ser un problema.

A continuación te presentamos algunos pasos básicos que te ayudarán a motivarte y a tomar el control de tus finanzas.
-Contabiliza todo lo que debes. Muchas personas no conocen su adeudo total. Toma los estados de cuenta de todos los créditos que manejes, súmalos y anota la cantidad, así como quién es el prestamista, el monto que adeudas, el término del préstamo, los cargos, cuotas y tasas de interés.

  • Considera un plazo de tres años. Reflexiona que necesitas trazar metas realistas para terminar con tus adeudos y que no podrás hacerlo en pocos meses. Destina una cantidad específica que aportarás cada mes y haz un compromiso contigo mismo para quedar libre de adeudos en este plazo de tiempo, o en el que sea necesario, siempre y cuando estés comprometido a cumplir tu meta.
  • Concentra todo en una sola tarjeta. Actualmente existen muchos bancos que te permiten concentrar tus deudas existentes en una sola tarjeta con un interés más bajo. Revisa las diferentes opciones con las que cuentas y elije una que se adapte a tu presupuesto.
  • Amortiza tu capital. En algunos casos puedes amortizar la deuda para determinar una cuota fija y más baja de la que pagas actualmente. Es decir, si las condiciones de tu crédito lo permiten, busca hacer pagos que reduzcan el capital principal que adeudas. Esto te conviene para que lo que pagas por intereses se mantengan estables o bajen.
  • Recorta tus gastos. Trata de hacer un cambio de raíz en tu comportamiento financiero. Procura no agregar más cargas a tu deuda comprando cosas que no necesitas. Si la compra que quieres realizar se sale de tu presupuesto o se sumará a la deuda que ya tienes, lo recomendable es que no la realices.
  • Aumenta tus ingresos. Piensa en formas creativas de aumentar tus ingresos. Puedes conseguir un trabajo de medio tiempo los fines de semana o iniciar un negocio con alguno de tus amigos. Así podrás ganar más dinero que te ayudará a lograr tu meta.

Recuerda que asumir el control de tus finanzas te hará sentir mejor y tendrás menos preocupaciones en torno a tus deudas.

¿Por qué eliminar la deuda?
Estar endeudado sin tener posibilidades de pagar y sólo viendo cómo los pasivos crecen cada día más es una de las experiencias más angustiantes que se pueden tener en la vida financiera. Saber que tenemos un compromiso con el que no estamos cumpliendo y que cada día se vuelve más insalvable tiende a generar una sensación de incomodidad creciente.

Existen algunas personas que se empeñan en ignorar el problema y lo abandonan por la desesperanza de sentir que no hay solución. Sin embargo, hacer el problema de lado sólo tiende a empeorar las cosas porque se va creando un historial crediticio negativo que afecta tu futuro financiero, personal y familiar. Nunca se sabe cuándo se va a requerir hacer una solicitud de un préstamo, y no es recomendable tener una mancha negra en el expediente por haber acumulado deudas que se volvieron insostenibles.

¿En qué momento se considera que una deuda es grande? Por lo general, se dice que una deuda no debe tener un valor mayor al treinta por ciento de los ingresos totales de una familia o individuo.

Lo mejor es hacer cálculos siempre que se piensa adquirir un nuevo compromiso, para estar seguros de que no hemos sobrepasado el límite.

Si ya tengo el problema, ¿qué puedo hacer?
Lo mejor es confrontar el problema y diseñar una estrategia que nos permita, en primer lugar, no llegar a situaciones extremas donde la deuda no pueda pagarse. En segundo lugar, que la institución financiera nos facilite hacer los pagos necesarios.

La cantidad destinada para cubrir las deudas y acelerar su pago deberá destinarse, en primer lugar, a las más urgentes, que son todas aquellas consideradas como pasivos. Es conveniente pagar más del monto mínimo requerido por cada préstamo, de suerte que no se acumulen más intereses. De esta forma, se estará reduciendo el valor de la deuda.

Si estos pasos no son suficientes para disminuir gradual y significativamente la deuda, quiere decir que el problema es más complicado. En estos casos, lo más recomendable es acercarse a las instituciones financieras con las que se tiene la deuda para explicar nuestra situación y hablar de las posibles alternativas. Lo más importante es no ignorar la situación, ya que mientras más tiempo pase, más intrincado será el asunto.

Referencias:
www.condusef.gob.mx/
www.cnbv.gob.mx/
www.profeco.gob.mx/

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduzca el código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.