Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

Administración Financiera

Aprenda más sobre presupuesto, ahorro, y cómo llevar una vida financiera balanceada con los recursos con que cuenta.
Lee más

La contabilidad es una técnica

La información proporcionada por la contabilidad es utilizada para nuestra administración y responde a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son los recursos con los que cuento?
  • ¿Qué deudas tengo?
  • ¿He obtenido utilidades en mis inversiones?
  • ¿Mis gastos son adecuados con respecto a mis ingresos?
  • ¿Debo aumentar mis ingresos?
  • En la vida diaria nos encontramos con problemas económicos que requieren de una solución satisfactoria. La función contable es vital en todos los aspectos financieros de nuestra vida. Por lo anterior, tenemos la necesidad de contar con algún control para conocer los gastos e ingresos, así como la situación económica en la que nos encontramos. De este modo, estaremos en condiciones para tomar decisiones que nos ayuden a encontrar soluciones a problemas u objetivos.

    La contabilidad tiene tres funciones básicas:

    1. El conocimiento de nuestro patrimonio. Es necesario que nos informemos del conjunto de bienes con que contamos.
    2. El registro de las operaciones que realicemos en el curso de nuestras actividades financieras diarias.
    3. El cálculo de los resultados de nuestras actividades económicas. La obtención de un beneficio de nuestros recursos es muy importante para acrecentar nuestro patrimonio.
    Por lo tanto, la estimación más exacta posible de los resultados financieros es de gran importancia para tomar decisiones a corto mediano y largo plazo.

    Las cuentas contables nos permiten registrar por concepto nuestros movimientos financieros: ingresos, egresos y resultados.

    El análisis de los resultados nos da la posibilidad de conocer perfectamente nuestra situación financiera. Lo que nos permitirá planear y tomar decisiones adecuadas en el momento de solicitar créditos, buscar mayor productividad en nuestras inversiones o incrementar los ingresos personales.

    También nos hace consciente de las limitaciones al momento de buscar financiamiento externo: nuestra capacidad de endeudamiento, las garantías que solicitan los bancos y la negociación.

    Estas son algunas fuentes de donde podemos obtener los recursos que necesitamos: recurrir a una deuda bancaria a corto plazo (líneas de crédito, préstamos) o a la venta de algún activo propio (automóvil, terreno, departamento). Estos dos tipos de recursos (largo y corto plazo) deben tener una proporción balanceada, buscando que la estructura esté financiada a largo plazo y lo operativo, a corto plazo. Esto sólo podremos conocerlo si llevamos a cabo la contabilidad de nuestras actividades financieras.

    Un presupuesto anual, un registro de actividades adecuado y sistemático, así como la disciplina necesaria para llevar a cabo el registro exacto de nuestras operaciones financieras diarias, nos dará la base para lograr nuestras metas económicas a corto, mediano y largo plazo. En algunas ocasiones o situaciones especiales, recomendamos consultar con un experto. Un contador profesional nos podrá apoyar en el análisis de la información registrada en nuestra contabilidad, pero siempre será indispensable presentarle dichos registros.

    Es importante aclarar que el presente artículo es de carácter informativo solamente, y no representa ningún tipo de consejo. Es recomendable que el lector consulte con un asesor financiero.

    Referencias:
    www.nafinsa.com
    www.navactiva.com

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduzca el código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.