Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

Conviértete en un guardián de las finanzas

Se parte del poderoso plan de Rocket y los Guardianes de la Galaxia y conviértete en un superhéroe ahorrador.
Lee más

Olvida el estrés financiero

Es frecuente que cuando somos jóvenes no pensemos en lo que sucederá a largo o mediano plazo, en especial cuando se trata de nuestras finanzas. Por lo anterior, cuando tenemos que enfrentarnos a cierta independencia económica, muchas de esas actividades nos pueden generar estrés financiero.

Las condiciones de vida de los jóvenes solteros son muy variables. Algunos continúan viviendo con sus padres, mientras otros han decidido independizarse. Hay quienes viven por su cuenta y otros tantos que comparten gastos con su pareja o amigos.

Sin importar la situación particular de cada persona, estas son algunas de las principales fuentes de estrés financiero:

  • Aportación de recursos al hogar
  • Gastos de transportación
  • Pagos a tarjetas de crédito
  • Pago de servicios (Internet, celular, luz, agua, gas)
  • Gastos por alimentación
  • Gastos médicos
  • Gastos por educación (cursos de actualización, idiomas)
  • Entretenimiento
  • Vestimenta

Que tus gastos no te asfixien:

  • Haz un presupuesto. Elaborar un presupuesto te ayudará a planear tus finanzas. Debes identificar claramente cuánto dinero necesitas para cubrir todos los gastos del mes, sin que excedan tus ingresos. No olvides apartar una cantidad continua para el ahorro.
  • Reduce gastos innecesarios. Si tienes un presupuesto ajustado, evita compras de artículos que no necesitas.
  • Uso de tu tarjeta de crédito. No uses las tarjetas de crédito para pagos que puedes realizar en efectivo.
  • Ahorra. Te recomendamos destinar el diez por ciento de tu ingreso mensual al ahorro, esto te ayudará a ir creando un patrimonio. Lo ideal es que deposites tu ahorro en una cuenta bancaria o en algún instrumento financiero, así obtendrás rendimientos y reducirás el riesgo de que la inflación disminuya el valor de tu dinero. Revisa el cobro de comisiones y del manejo de cuenta para evitar tener sorpresas inesperadas.
  • Crea un historial crediticio positivo. Es recomendable que empieces a crear un historial crediticio positivo. Paga a tiempo.
  • La compra de tu auto. Antes de comprar un auto, analiza con detenimiento los financiamientos automotrices. No aceptes un financiamiento al que debas destinar más del veinte por ciento de tu ingreso mensual.
  • Seguros. Adquiere un seguro médico que cubra tus necesidades.
  • Fondos emergentes. Construye un fondo de emergencia para atender situaciones imprevistas.
  • Establece metas fijas y precisa un plan para lograrlas. Ya sea finiquitar una deuda, ahorrar para el retiro o invertir en tu educación, define cuánto dinero requieres y en cuánto tiempo podrás reunirlo.
  • Diviértete. No olvides que el dinero tiene por objetivo brindarte una vida estable, en la cual puedas cubrir tus necesidades, pero también tus gustos. A todo puedes acceder, siempre que tengas claros tus límites y poseas la disciplina necesaria para lograr lo que quieres.

Recuerda que planificar tu situación económica te permitirá tener unas finanzas sanas en el presente y en el futuro.

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduzca el código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.