Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

Administración Financiera

Aprenda más sobre presupuesto, ahorro, y cómo llevar una vida financiera balanceada con los recursos con que cuenta.
Lee más

Beneficios de una casa sustentable

Según la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), la vivienda sustentable aprovecha los recursos naturales para que minimice el impacto de las construcciones sobre el ambiente natural y sobre los habitantes.

Una de sus características principales es la eficacia en el uso de materiales de construcción, en el consumo de energía y del espacio construido, todo esto manteniendo el confort y la habitabilidad.

El beneficio principal de las casas sustentables es el ahorro de energía. La vivienda deberá estar diseñada de tal forma que se pueda aprovechar el sol como fuente natural de energía para iluminación, calentamiento de agua o en sustitución de la electricidad. Así, no sólo reduces las emisiones de carbono a la atmósfera, sino que tu gasto en electricidad y gas también será menor.

Algo similar ocurre con el agua, ya que una casa sustentable tiene una instalación que reutiliza el agua de lluvia y equipos ahorradores que limitan el consumo. Por ejemplo, las regaderas con mayor potencia liberan menos agua pero con más fuerza, logrando que tu percibas la abundancia sin que se gaste tanto líquido.

Sin embargo, hay muchos otros beneficios que se reflejan en comodidad de los habitantes y en una reducción de gastos. Por ejemplo:

  • Control de la temperatura. Una casa sustentable está diseñada para que la temperatura interior se regule naturalmente. Esto se logra con una combinación de factores, como la orientación correcta de acuerdo a la posición del sol y los materiales de construcción. Por ejemplo, si utilizas un impermeabilizante claro, tu casa reflejará los rayos del sol y se mantendrá más fresca en temporada de calor. Así no será necesario que gastes en equipos de aire acondicionado o ventiladores.

De la misma forma, si cuenta con aislamiento térmico, podrás absorber el calor del día y concentrarlo en el interior para la noche, sin necesidad de calentadores.

  • Sistemas inteligentes. Quizá pienses que las casas automatizadas son un cuento de ciencia ficción, pero hoy en día es una realidad y es más común de lo que piensas. ¿Has soñado con encender la luz con tronar los dedos? ¡Es posible! Existen muchas tecnologías, pero los más comunes son los temporizadores y los sensores de movimiento. Con el primero podrás programar ciertas acciones para que ocurran a una hora en particular. Por ejemplo, que cierta luz se encienda todos los días a las seis y se apague a las doce. Los sensores de movimiento funcionan de manera similar, ya que la acción sólo ocurre cuando algún cuerpo pasa cerca. Por ejemplo, las llaves del lavabo que sólo liberan agua cuando pones tus manos debajo del grifo.

Suena muy sofisticado, pero son equipos sencillos que pueden traer ahorros significativos en tus consumos. Ya no será necesario dejar la luz del garaje encendida toda la noche y no volverás a sufrir porque alguien olvidó cerrar la llave del agua.

  • Materiales naturales. No se trata de construir una casa rústica con ramas y techo de paja. Se trata de lograr casas con toda la comodidad y lujos que requieras, pero a base de materiales que no dañan al medio ambiente. Esto implica que no son recursos en extinción, no son tóxicos para los habitantes durante su uso y no se convierten en un contaminante cuando los deseches.

  • Energía propia. Si se instalan los equipos adecuados, se puede aprovechar el viento y el sol para abastecer de energía eléctrica al hogar. No sólo será más económico que pagar una factura de consumo mes a mes, sino que tendrás tu propia reserva sin depender de un tercero. No volverás a sufrir apagones ni cortes de luz.

  • Menos ruido. El aislamiento térmico se logra colocando una cubierta de material aislante en paredes y muros, complementado con vidrios de doble grosor. Esto no sólo logrará un mejor control de la temperatura al interior, sino también un aislamiento del ruido exterior. Esta cualidad es muy valorada en las grandes ciudades o si vives muy cerca de una vialidad muy transitada.

¿Cómo puedo hacer mi hogar más sustentable?
Podemos decir que hay distintos niveles de sustentabilidad. Desde casas completamente ecológicas, hasta casas que combinan elementos tradicionales y sustentables.

Si estás pensando construir de ceros, infórmate sobre las opciones de construcción sustentable. Piensa que la inversión inicial la recuperarás a mediano y largo plazo, con los ahorros que tendrás en el consumo de energía y agua. Pero si ya estás habitando tu casa y quieres hacerle ajustes, el grado de sustentabilidad dependerá de la inversión que quieras hacer, pues requerirás sustituir equipos y hacer algunas adecuaciones.

Entre las adaptaciones más sencillas se encuentran:

  • Uso de calentadores solares de agua, para reducir el consumo de gas
  • Instalación de celdas fotovoltaicas para iluminación exterior e interior
  • Aislamiento térmico en paredes y muros
  • Utilizar vidrios de doble grosor
  • Sustituir equipos tradicionales por equipos ahorradores de agua, como inodoros, grifos y regaderas
  • Captación de agua de lluvias. Este sistema puede ser tan sencillo como colocar recipientes en el patio mientras llueve o toda una instalación que no sólo almacene el agua, sino que la distribuya en el hogar.

A la par de los equipos, también hay algunas acciones que puedes llevar a cabo para elevar la sustentabilidad de tu hogar, por ejemplo:

  • Si quieres refrescar tu hogar, abre al mismo tiempo dos ventanas que se encuentren de frente. Esto creará en automático una corriente de aire que circulará por todo el espacio entre las ventanas, aumentando la sensación de frescura.
  • Cuando utilices equipos de aire acondicionado, mantén la habitación cerrada. Así lograrás que se enfríe más rápido, porque todo el aire frío se concentra en un solo lugar. Sin notarlo, estarás ocupando el equipo por menos tiempo y a menor intensidad, logrando un ahorro de energía.
  • Al cocinar, ocupa utensilios térmicos diseñados para ese fin. Los materiales de los equipos de cocina distribuyen mejor el calor, logrando cocciones más rápidas y que los alimentos se mantengan calientes por más tiempo, ahorrando gas.

Recuerda que estas acciones resultarán en una mejor calidad de vida para ti, y para los tuyos, así como en un ahorro considerable en los servicios que pagas en tu casa. Como siempre, te recomendamos investigar muy bien sobre el tema y contratar gente que esté altamente capacitada para que evites gastos extras.

Sitio recomendado:
http://vivienda.ine.gob.mx/index.php/programas-gubernamentales

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduzca el código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.