Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

Conviértete en un guardián de las finanzas

Se parte del poderoso plan de Rocket y los Guardianes de la Galaxia y conviértete en un superhéroe ahorrador.
Lee más

Consejos inteligentes para vender tu casa

Al momento de vender nuestra casa, las decisiones acertadas con respecto a la operación de venta son una valiosa herramienta.

Hay que considerar ciertos aspectos que pueden influir de manera positiva en nuestra estrategia:

  • Precio competitivo En primer lugar, hay que fijar un precio de venta atractivo. Los clientes potenciales, en general, sabrán de antemano cuáles son los precios estándar en los que están cotizadas las propiedades de los alrededores de la zona. Es por eso que, no es conveniente fijar un primer precio de venta muy elevado, ya que puede suceder que el posible comprador la descarte la posibilidad de una compra de inmediato.

Lo recomendable es fijar un precio justo, que además ofrezca un descuento o que la oferta se acompañe de algún atractivo. Es decir, destacar alguna mejora que se le haya hecho a la propiedad y aclarar que el costo de la misma no se ha sumado a la oferta.

  • Mantener la casa en buen estado. No quiere decir que tengamos que invertir grandes cantidades de dinero en remodelaciones llamativas, sino que lo que ya posee la propiedad se encuentre bajo cuidado. Por ejemplo, es indispensable vigilar los detalles menores que causen una mala impresión y que podrían costarnos más en relación a la oportunidad de venderla; por ejemplo, sería conveniente reparar la perilla de una puerta, una lámpara de techo que tiene el foco suelto o cambiar un cristal fracturado.

  • Limpieza y orden. Asimismo, recomendamos mantener en orden las habitaciones de la propiedad cuando los clientes programen una visita para verla. La limpieza y la armonía resaltarán la belleza de la casa e invitarán a los visitantes a imaginar su propia vida dentro de ella.

  • Colocación de anuncios visibles, claros y concisos. Debe ubicarse un anuncio en la propiedad, para que esté a la vista de los vecinos y de quienes pasen cotidianamente por la zona. Muchos compradores dedican tiempo a recorrer las colonias que son de su preferencia buscando ofertas de venta. Igualmente, los vecinos tendrán conocidos quienes puedan interesarse en la propiedad.

Los anuncios también deben colocarse cerca de la casa, para que esté a la vista de más personas.

  • Destaca los atractivos de la propiedad. Esta estrategia puede resultar ser una ventaja sobre otras. Por ejemplo, las posibilidades de hacer ampliaciones o de dividir áreas para agregar otra habitación. En caso de que no existan esas opciones habrá que destacar otras, como la tranquilidad de los alrededores, el buen estado de conservación del inmueble, la altura de los techos, los acabados, las vías de comunicación que tenga cerca, entre otras.

Inmobiliarias
Ahora bien, existe la opción de vender una casa con ayuda de una inmobiliaria que se encarga de buscar clientes potenciales, de colocar los anuncios necesarios, de atender a los visitantes en las citas y de explicarles toda la información relacionada con la casa. Estas empresas evitan que nosotros tengamos que hacernos cargo de todos estos pasos y pueden ayudarnos a atraer clientes de manera más rápida. Las comisiones que manejan estas empresas por gestionar la venta varían entre el tres y el cinco por ciento del valor del inmueble.

Antes de escoger a una inmobiliaria es importante hacer una comparación entre tres o cuatro opciones disponibles, y además:

  • Hacer el cálculo del importe de la comisión que nos cobraría por vender nuestra casa.
  • Comparar el costo en relación a los beneficios que cada una nos ofrece.
  • Solicitar la opinión de algún conocedor en materia de bienes raíces o de conocidos que hayan tratado previamente con las inmobiliarias.
  • Verificar si es necesario firmar un contrato de exclusividad o si nos ofrecen la posibilidad de anunciarla, además, por nuestra cuenta.
  • Conocer cuáles son las condiciones que establece la inmobiliaria para cerrar la operación de venta.
  • Aclarar qué pasaría en el supuesto de que nosotros encontráramos al comprador.

Una vez que hemos tomado en cuenta los puntos anteriores, tenemos la posibilidad de tomar una decisión más acertada. Hay que recordar que, como particulares podemos poner a la venta nuestra propiedad con ayuda de las consideraciones anteriores; sin embargo, si nos es imposible encargarnos de la venta personalmente, las inmobiliarias son una opción viable, ya que el costo de la comisión se compensa con el costo de oportunidad y la rapidez de la venta.

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduzca el código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.