Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

Administración Financiera

Aprenda más sobre presupuesto, ahorro, y cómo llevar una vida financiera balanceada con los recursos con que cuenta.
Lee más

La compra de una casa

Ser propietario de una casa es muy tentador, pero hay que tener en cuenta algunos puntos que no son tan favorables. No cabe duda de que es un compromiso a largo plazo. El precio de las casas aumenta con los años, pero lo usual es que este proceso sea lento. También tienes que pensar en el mantenimiento. Los costos se acumulan rápidamente. Suma los impuestos, las cuentas del agua y la electricidad y otros gastos, y los pagos pueden ser considerables.

Ser propietario también tiene sus ventajas financieras. Compara eso con el pago de una renta, que no es una inversión. A medida que aumente el valor patrimonial de la propiedad (y los pagos), la casa será una fuente de estabilidad financiera y te proporcionará un ingreso colateral para un préstamo o te producirá una elevada suma de dinero si la vendes.

El proceso de comprar una casa puede ser sumamente intimidante y complejo. Sin embargo, si sigues el proceso detallado en la tabla te será más accesible.

Primera fase:
Determinar tus necesidades
¿Qué tipo de vivienda debo comprar?
¿Cuánto podría pagar por ella?
Segunda fase:
Localizar y evaluar una posible residencia
¿Dónde deseo vivir?
¿Cuáles aspectos de la casa necesito mejorar?
Tercera fase:
Determinar el precio de la propiedad
¿Cuál es el precio apropiado en el mercado?
¿Cuánto movimiento de negociación existe?
Cuarta fase:
Obtener financiamiento
¿Cuánto puedo dar como pago inicial?
¿Cuáles son las tasas de interés de las hipotecas actualmente?
¿Puedo llenar los requisitos de un préstamo hipotecario?
¿Qué tipo de hipoteca debo seleccionar?
Quinta fase:
Cerrar la transacción de compra
¿Cuál es la fecha de cierre?
¿Cuáles fondos y documentos se necesitarán para cerrar?
¿Ha quedado todo entendido a cabalidad antes de firmar los documentos finales?

Otros consejos importantes
En primer lugar, debes decidir si emprenderás su búsqueda por cuenta propia o contratarás un agente inmobiliario que te asesore. Aunque es más frecuente contratar los servicios de una compañía cuando se está vendiendo una propiedad, también pueden utilizarse para encontrar una compra potencial.

Un buen agente inmobiliario deberá disponer de tiempo y ser paciente para explorar la zona que has elegido, para después entregarle un reporte con las ventajas y desventajas de cada posible elección. Deberá darte buena asesoría, pero al mismo tiempo deberá dejarte libertad suficiente para que elijas basándote en su propio criterio.
Si decides hacer la compra por tu cuenta debes pensar en primer lugar que el proceso requerirá tiempo y paciencia, mismos que serán recompensados con una compra exitosa. Es posible que debas visitar muchos lugares antes de encontrar uno que se ajuste a tus necesidades y posibilidades.

Antes de comprar
Al decidir comprar un inmueble debes tomar en cuenta aspectos de gran relevancia, que a veces suelen pasarse por alto. Por ejemplo, es importante si planeas adquirir una propiedad usada, revisa tanto la construcción (muros, drenaje, servicios eléctricos, etcétera), como la vida útil. Si tu intención es comprar un inmueble nuevo o en construcción, cerciórate de los servicios que incluirá, así como de los materiales que se utilizarán en la construcción.

Otro punto que no debes dejar de lado es la ubicación del inmueble. Toma el tiempo necesario para considerar la comodidad en cuanto a transporte y servicios cercanos.

Este consejo es aplicable tanto si el inmueble es una vivienda como una oficina. Es conveniente adquirir una propiedad que se adapte a nuestras necesidades diarias. Te recomendamos medir la distancia y el tiempo que separan tu inmueble de oficinas, escuelas, parques, hospitales, tiendas, etcétera. Muchas veces es más recomendable adquirir una propiedad más pequeña o modesta, pero que te permita optimizar mejor tu tiempo y recursos.

Las hipotecas
Ahora bien, antes de entrar de lleno en los aspectos legales a considerar debes tener presente el pago inicial, normalmente es un porcentaje del precio de la casa. ¿Cuánto necesitas ahorrar para este pago inicial? Los distintos bancos requieren distintos montos. Independientemente de lo que necesites, ahorra más. Tendrás que pagar muchos cargos para comprar una propiedad, los cuales se describen a continuación, y estarás en mejores condiciones de afrontar esos gastos si cuentas con un poco más de lo estrictamente necesario.

A menos que seas mago, no trates de reunir este dinero de una sola vez. Decide cuánto vas a gastar en la casa y cuánto necesitas para el pago inicial. Ahorra un monto razonable todos los meses y calcula la fecha en que alcanzarás tu objetivo y podrás empezar a buscar la casa de tus sueños.

Si vas a ahorrar dinero, ¿por qué no ponerlo a trabajar a favor tuyo? Explora los certificados de depósito y las cuentas de mercado monetario para ganar algunos intereses mientras añades más dinero a tus ahorros. No será mucho el interés que ganes, pero cualquier interés acumulado te beneficiará para la compra de un inmueble.

Previo a la solicitud de un préstamo hipotecario, es necesario hacer la suma de todos los gastos en que incurriremos al comprar la propiedad. Recuerda que no sólo es el valor del inmueble en sí, sino el pago de escrituras, servicios notariales, posibles reparaciones, remodelaciones, etcétera. Una vez realizados los cálculos, te recomendamos que inicies los trámites de solicitud de la hipoteca en cuanto te sea posible, esto con la finalidad de estar seguros de tener el efectivo al momento de cerrar la operación de compra-venta.

Aspectos legales
Una vez que has elegido el inmueble que satisface tus expectativas, tiene lugar el proceso de compra. A continuación te presentamos algunos conceptos básicos a tomar en cuenta durante este proceso.

Considera que lo que le presentamos es sólo una idea general, con algunos de los conceptos más relevantes, pero cada compra es diferente. Esperamos que le resulte útil y que pueda resolver algunas dudas o hacerte notar aspectos que no habías considerado anteriormente.

El contrato de compra-venta. En el momento en que encuentres el inmueble que buscas, es conveniente reservarlo mediante la firma de un contrato provisional de compra-venta. Con este, el vendedor deberá retirar la propiedad del mercado y congelar el precio acordado. Al firmar este contrato preliminar el comprador entrega una cierta cantidad al vendedor. El importe pagado estará en función tanto del precio del inmueble como del acuerdo al que lleguen vendedor y comprador. Este dinero, por lo general, no es reembolsable y se considera parte del precio total de la propiedad. Después de un plazo corto de tiempo (que por lo general, no excede los treinta días) se firma el contrato de compra-venta definitivo, en el que se da una especie de enganche de la propiedad, que normalmente es del diez por ciento del valor de la misma.

Escrituras o licencia de construcción. Antes de dar cualquier suma de dinero (ya sea con el contrato preliminar o con el definitivo) es importante revisar las escrituras que amparan la propiedad. En éstas se debe estipular que el vendedor es el dueño legal de ésta y que está completamente pagada. En caso de que hubiera adeudos de una hipoteca previa, debe haber evidencia de que el vendedor liquidará esta deuda antes de finalizar el proceso de compra-venta. Si se compra una propiedad en construcción, debes asegurarte de que la constructora posee los permisos de construcción necesarios. Todo esto con la finalidad de evitarnos sorpresas desagradables.

El contrato notarial. La compra de un inmueble se formaliza en presencia de un notario. El vendedor y comprador deben de comparecer ante este representante legal para finalizar la transacción. En ese momento (o puede ser algunos días antes) el comprador debe liquidar el restante del valor de la propiedad. Se firman las escrituras en presencia del notario, quien entrega una copia al nuevo dueño del inmueble. A partir de este acto, el comprador se convierte en dueño absoluto de la propiedad. El notario se encarga de los trámites que correspondan al registro de la propiedad a nivel federal.

Para tener las escrituras originales el dueño deberá esperar un plazo convenido al momento de la firma. El propietario deberá pagar un porcentaje del inmueble adquirido por la elaboración de las escrituras.

Aunque en apariencia es en este momento cuando todos los trámites y el proceso han llegado a su fin, aún faltan algunos detalles de gran importancia para asegurarse de tener tranquilidad y disfrutar de la compra efectuada.

Después del notario

  • Actualización de servicios. Es importante recordar realizar el cambio de propietario de todos los servicios de nuestra nueva propiedad. Es decir, el gas, la luz, agua, teléfono, servicios de televisión de paga, etcétera. Aunque parezca irrelevante, es conveniente realizarlo cuanto antes para evitar problemas futuros. Mientras más pronto realicemos estos cambios, más rápido descansaremos de todo trámite.

  • Actualización de documentos. En caso de tratarse de un inmueble destinado para vivienda u oficina, debemos también recordar actualizar nuestro domicilio en nuestros documentos importantes, así como en instituciones de trabajo y financieras. Lo anterior incluye credenciales, cuentas bancarias, etcétera.

  • Actualización de testamento. Este es un trámite importante que no debe dejarse de lado. Aún cuando seamos personas jóvenes y sanas, la elaboración de un testamento no es de modo alguno una sentencia de muerte, es simplemente un trámite necesario para respaldar nuestra propiedad en caso de algún imprevisto. Lo más conveniente es actualizar o elaborar nuestro testamento al momento de adquirir una propiedad cuando estamos activos en la dinámica de trámites y papeleo.

Lo más importante es que recuerdes en todo momento que comprar un inmueble no es una tarea fácil y rápida, que requiere de preparación y esfuerzo. Pero, si se toma el tiempo y la paciencia requeridos la recompensa final será muy grande puesto que los bienes inmuebles son algunas de las mejores inversiones para preservar y cuidar nuestro patrimonio.

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduzca el código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.