Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

Administración Financiera

Aprenda más sobre presupuesto, ahorro, y cómo llevar una vida financiera balanceada con los recursos con que cuenta.
Lee más

Si te decides por un auto nuevo

Los concesionarios te presionarán para que tomes todas las decisiones en un sólo día. Llevan muchos años en este negocio y son expertos en todos los escenarios. Por eso, cuando reaccionan, actúan basándose en la experiencia. Para ti este es un territorio con el que estás poco familiarizado, y por eso cuando reacciones lo harás desde tus emociones. Los concesionarios y vendedores saben cómo usar ese factor para su ventaja. Por eso, infórmate bien y prepárate para tratar con ellos.

Compara los concesionarios
Analizar lo que ofrece cada concesionario es casi tan importante como todas las demás comparaciones que has estado haciendo. Te puede ayudar a ahorrar mucho dinero y también a asegurar que cuentas con apoyo al cliente mientras el auto esté en garantía.

Todos los concesionarios pagan el mismo precio por los autos al principio.

Cómo lograr un buen negocio
¿Ya estás listo para el baile? Si piensas en el proceso de negociar un auto como si fueras a ir a un baile, te parecerá mucho más tolerable y hasta, posiblemente, podrías disfrutarlo. Recuerda que tú tienes la ventaja: eres el comprador. Hay una larga fila de vendedores que quisieran bailar contigo. Si uno no es un buen bailarín y no colabora contigo para que puedas obtener un buen precio, siéntete en total libertad de decirle, gracias y buenas noches y buscarte a otra persona con quien bailar.

Pasos finales
Ya has negociado un precio. ¡Fabuloso! Ya estás casi en la recta final. Antes de firmar cualquier documento, asegúrate de que el precio que negociaste coincide con el que habías decidido que podías pagar. Asegúrate de incluir el financiamiento. Igualmente, estima el número de kilómetros que manejas en un mes, divídelo entre el número estimado de kilómetros por litro que corre el auto que estás a punto de comprar.

Entonces multiplícalo por el precio de un litro de gasolina. Súmale ese monto a tu mensualidad.

El concesionario deseará que te comprometas a comprar el auto ese mismo día. No lo hagas. Date un día para enfriarte y pensar las cosas con calma. Llama a tu agente de seguro para que te dé una cotización del auto que estás considerando comprar.

Entonces súmale el seguro a la mensualidad y el gasto mensual de gasolina para tener la certeza de que se adecua a tu presupuesto. Si se aproxima bastante, puedes hacer algunos ajustes en tu presupuesto y recortar algunos gastos. Sé realista.

Si el precio no encaja, pues lamentablemente no puedes comprar el auto. No hagas ninguna excepción en esto. Le harás mucho daño a tu futuro financiero si te compras un auto que no puedes pagar. Ya has invertido algún tiempo en el proceso de negociación, pero no te sientas mal por ello. Míralo como una buena sesión práctica para la próxima vez.

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduzca el código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.