Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

Administración Financiera

Aprenda más sobre presupuesto, ahorro, y cómo llevar una vida financiera balanceada con los recursos con que cuenta.
Lee más

Cómo hacer un presupuesto de bodas

Los mexicanos estamos acostumbrados a tirar la casa por la ventana en las grandes ocasiones, ya sea para agasajar a nuestros invitados o para impresionarlos con una imagen acorde al evento. Esto sucede, sobre todo, en las fiestas de matrimonio. Sin embargo, las cantidades que se pagan por un ramo de novia o por el alquiler de un salón de fiestas podrían privar a los novios de un buen inicio financiero de su vida en pareja o dejar en las chequeras de los padres de familia una deuda alarmante. Por ello, es necesario considerar varios aspectos en el momento de iniciar los preparativos para esta magna ocasión.

Presupuestos para parejas
Las parejas que deciden compartir gastos deben analizar el alcance de sus ahorros y elaborar un presupuesto de común acuerdo, en el que puedan saber cuánto les costará dar este importante paso de manera conjunta. Si ambas familias deciden compartir los gastos, esto resuelve algunos costos, pero se recomienda dejar claro que la boda es de dos y que todo lo que se compre o rente debe ser a gusto de los novios.

Te recomendamos:
Buscar asesoría especializada en bodas. Es recomendable planear una boda con al menos ocho meses de anticipación, y evaluar con un experto los costos, reservaciones, tiempos y lugares necesarios para la ceremonia y la fiesta, así como contemplar otros gastos fuertes posteriores, como el viaje de luna de miel o la mudanza a la casa de la pareja.

La boda que desean. Determinar la magnitud del evento ayudará en gran medida a estimar costos y tiempos: si será una celebración religiosa y civil con recepción, o únicamente por el civil, con un brindis para la familia y amigos.

Los lugares adecuados. Puedes visitar el templo que más te agrade, al menos con diez meses de anticipación o un año, para hablar con el párroco y apartar la fecha. Debes considerar la distancia y el tiempo y el costo de transportarte hasta allí. Por lo que, es muy importante definir si deseas que la ceremonia se efectúe en una iglesia espaciosa y reconocida, en la parroquia local, en casa, en un salón fastuoso en la playa, un hotel, museo, o cualquier lugar que se desee como escenario de este evento.

Calcular el total disponible. Independientemente si la chequera es del padre de la novia, de la pareja, o será un pago para ambas familias, debe establecerse cuánto están dispuestos a gastar en la boda y partiendo de este monto, hacer una distribución aproximada en rubros primordiales, como el alquiler del salón y el banquete, dejando al final otros que podrían ser superficiales, tales como: la almohada para los anillos, el libro de invitados, los recuerdos o la contratación de un automóvil lujoso que traslade a los novios.

Padrinos. Regularmente los padres de la pareja fungen como padrinos de velación y se tienen padrinos o madrinas de lazo, ramo, arras, o cualquier otro padrinazgo que se desee, desde licores o música.

Boda civil. Si se efectúa en las oficinas del registro civil, tendrá un costo oficial, el cual varía de acuerdo a la zona. Si el juez va a un lugar especial que hayas elegido, cobrará honorarios que varían si sale de la delegación que le corresponde, la distancia que deba recorrer, la hora y el día del evento. La ceremonia civil también puede implicar otro cambio de vestuario, pero si es el mismo día del evento religioso puede usarse el mismo o elegir uno más sencillo y cambiarse antes de la ceremonia. Después del enlace civil, regularmente se organiza un brindis con familiares y amistades. Por ello, también deben contemplarse los gastos de bebidas especiales como champagne, vino o licor a gusto de la pareja.

Ceremonia religiosa. Implica pagar los honorarios del ministro de la iglesia, la licencia de matrimonio y decoración floral en el templo.

Cena de recepción. Contando con una lista que establezca el número final de invitados es posible presupuestar el tamaño del lugar para la cena, elegir un menú, contratar meseros para servicio de comida, bebidas y licores, el brindis de la cena y la recepción, además del pastel de bodas. Es necesario hacer reservación y pagar por anticipado todo el menaje para el banquete (mesas, sillas y carpas, sitio de la recepción, propinas y guardarropa).

Fotografía. Es muy común que se haga en un estudio fotográfico, además de solicitar un fotógrafo y camarógrafo presentes en la ceremonia para realizar un álbum de la boda, video y copias adicionales.

Música. Para la ceremonia y la recepción, puede recurrirse a un conjunto de cuerdas o hasta un grupo versátil con música popular, aquí se debe programar las horas exactas que durará el evento, ya que las horas extras de los grupos musicales suelen tener un costo mayor a las programadas o contratadas con anticipación. Esto evitará sorpresas posteriores a la boda.

Papelería. La impresión, envío de invitaciones, sobres y participaciones, así como tarjetas de recordatorio, de reservación de asientos y tarjetas de menú, anuncios en el periódico o un libro de recuerdos de asistencia de los invitados para los novios, se consideran gastos menores, pero si se solicitan con urgencia, suelen ser un dolor de cabeza, tanto por el precio, que puede ser mayor al cien por ciento, debido a su calidad de urgente, como la calidad de los materiales, que puede resultar mala.

Flores. Para decoraciones en la ceremonia, ramo y tocado de la novia, bouquet de la madrina y de las damas de honor, accesorios florales para las niñas o pajecillos, decoración de la recepción se puede contratar un servicio especializado de floristas. Estos detalles que pueden considerarse sencillos o de poca importancia, suelen dejarse al final, y es cuando ocurren los olvidos o equivocaciones. No se debe menospreciar que la novia llegue sin ramo, pues esto provocaría un caos.

Luna de miel. Además de reservar los detalles para la noche de bodas, es necesario arreglar el hospedaje para los invitados que vivan fuera de la ciudad, y aunque esto se considera fuera de la planeación del festejo, si no fueron planeados, los tiempos de espera pueden ser innecesarios, o pueden existir sobrecostos que suelen provocar muchos disgustos a los recién casados, y crear los primeros conflictos en la nueva familia.

Presupuesto del novio
Regularmente es él quien se encarga del presupuesto para el vestido de novia y los anillos con algún grabado conmemorativo. Otros gastos a contemplar para que la novia luzca radiante pueden ser concernientes a pruebas de maquillaje y peinado, con una estilista especializada en novias, así como ropa interior que esté a tono con el diseño del vestido, joyas o accesorios, además del frac o traje sastre y zapatos para su propio ajuar, el de los padrinos o el vestuario de los pajecitos.

En la actualidad existen sitios en Internet y ferias o exposiciones especializadas en bodas, que permiten comparar costos, contratar paquetes, recurrir a expertos en la organización y coordinación de eventos y que poseen proveedores fijos para este tipo de celebraciones. Esto hace que el presupuesto final sea aceptable y permita realizar un gasto que no sea demasiado costoso, dejando un agradable sabor de boca a los participantes de este evento, que sin duda sigue constituyendo la base social de nuestra cultura.

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduzca el código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.