Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

¿Estás preparado para un entrenamiento financiero?

El juego incorpora toda la emoción, la energía y la estrategia del fútbol para enseñar a niños y adultos la importancia de tomar decisiones financieras inteligentes.
Compruébalo

Hablando de finanzas con tu pareja

Tal vez la cena romántica a la luz de las velas del día de San Valentín no sea el momento ideal para decirle a tu pareja: “Amor, hablemos de nuestro futuro financiero”. Probablemente consideres que los temas financieros son poco románticos. Sin embargo, se trata de una conversación muy importante que te recomendamos tener para que tu relación avance a paso firme y de manera saludable.

Los cambios importantes en la vida muchas veces nos obligan a reevaluar la forma en que se manejan las finanzas familiares. Lamentablemente, muchas parejas nunca dedican tiempo a planear su futuro y acaban enfrentando etapas clave como la llegada de un hijo, sus estudios, el envejecimiento de los padres o una situación inesperada, sin un plan bien establecido.

Si no has tenido recientemente una conversación franca acerca de las finanzas familiares con tu pareja y no sabes muy bien cuál es el próximo paso a seguir, aquí te brindamos algunas sugerencias.

Planeen una cita para hablar de finanzas. Aunque ambos estén de acuerdo en todo lo concerniente a las cuestiones financieras, es importante que quien normalmente maneja las finanzas mantenga siempre informada a su pareja de todos los pormenores.

De esta forma, en caso de que surja una emergencia, ambos estarán preparados para hacerse cargo de todo lo necesario. Reúnanse regularmente para discutir los pagos que hay que hacer, los logros o retrasos con respecto a sus metas de ahorro, el presupuesto para cubrir los gastos del futuro cercano, y las estrategias para afrontar gastos inesperados.

No pospongan las conversaciones incómodas. Si uno de los dos accidentalmente sobregiró la cuenta y el cheque rebotó por falta de fondos, o si se te olvidó hacer un pago, no esperes a la próxima reunión para platicar sobre el problema, ni trates de ocultarlo. Eso sólo empeorará la situación y creará una atmósfera de desconfianza. Enfrenten la situación juntos para poder resolver el problema lo más pronto posible. Es posible que de esta forma inclusive se ahorren cargos y penalidades adicionales.

Mantengan un frente unido. Cuando se enfrenten a malas noticias. Por ejemplo, que bajó el saldo del fondo de jubilación del último trimestre o que uno de los dos perdió su empleo de manera inesperada, la comunicación será aún más importante. Quizás necesiten reestructurar su presupuesto y apretarse más el cinturón; a lo mejor, habrá que cambiar temporalmente algunos planes, como podría ser el caso de tener que posponer la jubilación. En cualquiera de estos escenarios, te recomendamos hablar del tema con tu pareja para que puedan llegar a un acuerdo de manera que ambos queden tranquilos.

Reafirmen sus metas. Las parejas a menudo comienzan su vida en común con un plan bien establecido, y de pronto surge un incidente inesperado que los obliga a modificar sus metas y prioridades. Hablen regularmente sobre cómo se sienten respecto a temas importantes como son el tamaño de la familia, los cambios de carrera, el financiamiento para la universidad de los hijos (o los estudios de ustedes mismos), el nivel de riesgo financiero que les resulta aceptable a ambos, cuándo y cómo desean jubilarse, y cómo van a cuidar de sus padres en el futuro.

Actualiza tus documentos. Asegúrate de que tus documentos legales y financieros estén al día y reflejen tus deseos actuales. Esto incluye testamentos, pólizas de seguro, poderes otorgados para cuestiones financieras y médicas, fondos de jubilación, fondos de inversión y otras cuentas en las que los beneficiarios y personas nombradas tengan control sobre tu salud y finanzas.

Apéguense al presupuesto. Algunos de los peores desacuerdos en los matrimonios ocurren cuando uno o ambos miembros de la pareja no se apegan al presupuesto familiar. Si no cuentan con un presupuesto, existen muchas herramientas disponibles para crearlo.

Busca ayuda. Si descubres que probablemente necesitas ayuda para establecer tus metas financieras, cuentas con varios recursos externos disponibles como especialistas en planificación financiera o asesores financieros. Acércate a ellos y mantén siempre unas finanzas sanas.

Las cuatro claves de las finanzas en la pareja
Vivir con tu pareja es el inicio de una nueva etapa, que significa proyectos y sueños compartidos. Para lograr sus metas, tanto individuales como de pareja, un elemento fundamental son las finanzas.

Cada pareja deberá decidir qué es lo más conveniente para ellos en términos financieros. Sin embargo, hay algunas recomendaciones clave que deben existir en todas las relaciones y que ayudarán a que el dinero no se convierta en un dolor de cabeza:

Comunicación. Como ya se comentó que deben fomentar la confianza para hablar de todo: sus planes, sus deseos, sus preocupaciones. No permitan que las finanzas se conviertan en un tema tabú en su relación. Platicar lo que desean en materia de economía les ayudará a definir cuáles son las metas personales y cuáles son las metas en pareja. Podrán establecer prioridades y proyectar qué requieren para concretar sus ideas.

Planeación. Lo ideal es que todos sus gastos estén basados en un presupuesto. Esto les permitirá alcanzar más fácilmente sus objetivos, sin dañar su estabilidad financiera. Así, los gastos mayores, las inversiones e incluso el ahorro estarán sustentados en un plan, de acuerdo a la capacidad financiera que tienen como pareja. Es muy importante que en el presupuesto contemplen tanto los gastos compartidos (por ejemplo, los gastos de su vivienda), como los gastos personales (como la gasolina o el celular). Así conocerán qué cantidad de dinero necesitan cada mes para consumo propio, y qué monto pueden destinar a su fondo común.

Ahorro e inversión. Al vivir en pareja, las necesidades y los proyectos se multiplican y para poder satisfacerlos, deben multiplicarse también los recursos. Es muy importante que establezcan un plan de ahorro que les permita lograr sus objetivos. Una vez que hayan fortalecido este hábito, pueden contemplar la posibilidad de invertir en algún instrumento financiero. Recuerden que un plan de vida implica decisiones a largo plazo y deben estar preparados para enfrentar el futuro.

Prevención. En muchas ocasiones, iniciar una vida en pareja implica también la construcción de un patrimonio familiar. La prevención es muy importante para proteger tus bienes, a tu persona y por supuesto, a tu familia. Si alguno de ustedes ya cuenta con seguros de cualquier tipo, pregunten cómo se pueden convertir en una opción de pareja o familia. Por ejemplo, si ya tienen seguro de gastos médicos, asegúrense que cubra gastos de maternidad. Así estarán preparados cuando decidan tener hijos.

También es importante que si están comprando bienes, adquieran seguros para protegerlos. La inversión inicial estará justificada con su tranquilidad y con la protección en caso de imprevistos.

Esperamos que estos sencillos consejos te faciliten la transición hacia tu nueva vida en pareja. Recuerda que el diálogo y los acuerdos son muy importantes dentro de una pareja en cuanto a finanzas se refiere. ¡Buena suerte!

Para apoyarte en la realización de tu presupuesto, puedes utilizar la calculadora que se encuentra en nuestro portal, en la sección CALCULADORAS.

Sitios recomendados:
www.condusef.gob.mx

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduzca el código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.