Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

Servicios bancarios en línea

Administrar tus finanzas es más fácil que nunca gracias a los servicios de la banca en línea.
Lee más

Planificar para el gran día

A la llegada de tu primer bebé estarás gastando mucho más de lo esperado para comprar cosas que nunca hubieras pensado. Empieza a planificar financieramente para tener a tu bebé lo más pronto que puedas, inclusive antes de concebirlo, si es posible.

Aparta todo lo que puedas cada mes en una cuenta de ahorros para el acontecimiento del nacimiento de tu bebé.

¿Cuánto necesitarás reunir en ese ahorro? Todo lo que puedas. Si has acumulado un monto considerable mucho antes de la fecha del nacimiento, puedes invertirlo en un certificado de depósito (CD) de corto plazo u otra inversión asegurada. Pero no pongas todo tu dinero en inversiones ya que necesitarás contar con el dinero en efectivo.

Reúnete con un padre o una madre experimentada para que comparta contigo su experiencia, y para determinar todas las cosas que necesitarás comprar antes del parto.

Será de extrema ayuda tener la mayor parte de lo que necesitas antes de que nazca el bebé. El tiempo adicional que antes dedicabas para ir de compras se verá reducido de manera dramática después del alumbramiento. Si necesitas hacer las compras después de que nace el bebé, prueba en Internet.

Aquí presentamos una lista que podrás utilizar como base para iniciar el proceso de descubrir soluciones. Esta lista está lejos de estar completa pero te ayudará para empezar:

  • Asiento de seguridad para el automóvil
  • No puedes ni siquiera llevar tu bebé del hospital a su casa sin tener un asiento de seguridad.
  • Cuna. Busca una que cumpla con las normas más altas de seguridad.
  • Ropa de cama. Si el sexo de tu bebé va a ser una sorpresa, considera comprar colores neutrales.
  • Mesa para cambiar los pañales. Podrías usar el mostrador de la cocina. Pero, ¿realmente quieres hacerlo?
  • Mecedora. Muchas madres sienten un cariño especial por las mecedoras después de pasar en ellas tanto tiempo especial con sus bebés.
  • Cuna para recién nacidos. Si tiene ruedas permitirá una mayor movilidad alrededor de la casa.
  • Cochecito. Considera comprar uno que sea parte de una combinación de cochecito y asiento de seguridad para el automóvil. Hace más fácil las transiciones.
  • Bolsa para pañales. Una bolsa para pañales será tu compañera constante. Compra una que te guste y a la que le quepa todo lo que necesitas llevar.
  • Monitor de bebés. "Bebé llama a padres, contesten padres. Cambio…" El monitor será fundamental para oír si el bebé llora cuando estés fuera de su habitación.
  • Pañales. Decide si prefieres los desechables o los de tela, que cuidan el medio ambiente. Si decides usar los de tela, tal vez quieras considerar un servicio de pañales.
  • Tina. Es más fácil bañar al bebé en su propia tina que limpiar el fregadero de la cocina cada vez.
  • Puerta de seguridad. En cuanto tu hijo comience a moverse por cuenta propia (entre los seis y nueve meses de edad), será imposible mantenerse a la par del diablillo de alta velocidad.

Esperamos que esta lista te sea de utilidad y deseamos lo mejor para ti y tu bebé.

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduzca el código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.