Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

¿Estás preparado para un entrenamiento financiero?

El juego incorpora toda la emoción, la energía y la estrategia del fútbol para enseñar a niños y adultos la importancia de tomar decisiones financieras inteligentes.
Compruébalo

Tu hijo, etapa por etapa

La llegada de un hijo es un hecho que puede transformar tus finanzas por completo. Mantener el control y llevar un presupuesto de todos los gastos que necesitarás puede ayudarte a que ambos disfruten cada etapa de la vida sin presiones. Enseguida enlistaremos algunas recomendaciones para que puedas tener una mayor solvencia económica cuando lleguen momentos importantes.

  • Nacimiento: cuando sepas de la llegada de un nuevo integrante a tu familia, ser previsor es una buena opción. Si no cuentas con un seguro de gastos médicos mayores, puedes contratar el servicio de un parto todo incluido en la clínica u hospital de tu preferencia, algunos te permiten diferir los pagos. Compara precios y asegúrate que incluyan lo que necesitas antes de tomar una decisión.
  • Primeros años: mientras tu hijo sea un bebé, considera el gasto en pañales como uno de los más fuertes. Para ahorrar puedes comprar por paquete en tiendas de mayoreo o mantenerte al tanto de ofertas. Recuerda que también en esta etapa es muy importante que visiten al pediatra periódicamente pues debes darle seguimiento a su peso y talla, así como a enfermedades propias de la infancia.
  • Vida escolar: antes de que tu hijo entre al jardín de niños puedes comenzar un fondo de ahorro para el pago de su escuela. Mientras sea un bebé puedes separar una cantidad de dinero e irla guardando, para que cuando llegue el momento no lo sientas tan pesado. También puedes consultar en la escuela de tu hijo si hacen descuento por el pago total anticipado de la colegiatura, esto te puede ayudar para asegurar su año escolar con un porcentaje de ahorro.
  • Universidad: si deseas que tu hijo acuda a una universidad privada cuando crezca, o que tenga la posibilidad de realizar algún estudio de posgrado en el extranjero, un seguro educativo o una inversión a largo plazo para este fin puede ser una opción. El seguro educativo regularmente te permite fijar una “cantidad meta” e irla pagando en mensualidades conforme pasen los años. Al finalizar el plazo, se te otorgará la cantidad con un interés y en caso de que faltes antes de terminar con los pagos, la educación de tu hijo quedaría garantizada.

Recuerda que un hijo necesitará de ti hasta que se convierta en un adulto independiente. Te recomendamos que consideres la conformación de un fondo de emergencias, un fondo de ahorro y que asegures la salud y la educación de tus hijos. De esa manera tus finanzas se mantendrán equilibradas a pesar de los temporales que puedan llegar a ocurrir.

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduzca el código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.