Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

Servicios bancarios en línea

Administrar tus finanzas es más fácil que nunca gracias a los servicios de la banca en línea.
Lee más

El seguro de vida dotal

El seguro dotal es una forma de herencia en vida, pues garantiza el futuro de nuestros seres queridos, con la posibilidad de decidir el momento en que obtendrán los beneficios, sin que esté condicionado al fallecimiento del asegurado.

Los seguros de vida
Una de las preocupaciones más recurrentes de la población en edad productiva es, sin duda, la tranquilidad a futuro, tanto personal como de sus seres queridos. Una buena forma de anticiparse al porvenir y garantizar la estabilidad financiera, es adquirir un seguro de vida. El seguro es un instrumento financiero por medio del cual, el contratante se compromete a pagar un número determinado de cuotas para asegurar la retribución de una suma determinada en caso de accidente, fallecimiento, o al cumplimiento de un plazo convenido.

En México existen tres clases de seguros de vida: vitalicio u ordinario, temporal y dotal.
En esta ocasión centraremos nuestra atención en éste último, que es uno de los que ofrecen mayores beneficios y que, sin embargo, es poco utilizado por la población.

Seguro de vida dotal
Una práctica económica, que ha caído en desuso, pero que convendría considerar como una buena opción para asegurar el futuro financiero de nuestros seres queridos e inclusive como forma de ahorro, es el seguro de vida dotal.

Este tipo de seguro es una variante de la costumbre de muchas familias, en particular de la clase social alta, abrir una cuenta de ahorro a nombre de los bebés recién nacidos que se denomina dote.

El seguro dotal es una clase de contrato que garantiza la entrega de una cantidad de dinero acordada previamente a un beneficiario al transcurrir un plazo determinado. Por lo general, se utiliza esta clase de instrumento financiero para asegurar la educación de los hijos o generar un ahorro a futuro con un período de tiempo predeterminado.

A diferencia de otros seguros de vida, el cobro de este tipo de seguros no se condiciona al fallecimiento del contratante, como se mencionó anteriormente. Aunque muchas compañías de seguros ofrecen el seguro dotal, es posible que le den otros nombres con mayor atractivo comercial. Por lo general, estos seguros los relacionan con palabras como educación, universidad, herencia en vida, ahorro, etcétera. Sin embargo, más allá de la terminología, lo importante es conocer su funcionamiento para poder elegir la opción que más nos convenga.

En el seguro dotal más común se pagan cuotas periódicas fijas, que se acuerdan previamente con la compañía aseguradora, hasta alcanzar una meta (que puede ser de tiempo o de un monto de dinero). Pero también existe la posibilidad tanto de pagar la prima total en una sola exhibición, como realizar depósitos eventuales como en una cuenta de ahorro.

Al momento de firmar el contrato, la compañía aseguradora se compromete a generar un rendimiento mínimo garantizado. Por ello, resulta una buena opción para conservar el valor de nuestro dinero.

El seguro de vida dotal puede clasificarse en dos grandes modalidades:

  • Seguro de vida dotal temporal
    La finalidad de esta clase de seguro dotal es garantizar el futuro financiero del beneficiario (o beneficiarios) en un plazo determinado. El contratante tiene la libertad de elegir el plazo que más convenga a sus planes o necesidades. Puede decidir que su seguro sea pagadero a un año, cinco, diez, quince o los que considere apropiados; también tiene la posibilidad de determinar el plazo con base en la edad del beneficiario o la propia. Por ejemplo, se puede especificar en el contrato que la prima del seguro se otorgue al beneficiario al cumplir la mayoría de edad, al ingresar o concluir la universidad, etcétera. También se puede preferir realizar un contrato en el que se entregue la suma asegurada cuando el contratante cumpla cierta edad o deje de trabajar, por lo que resulta una buena opción como alternativa de ahorro para el retiro.
  • Seguro de vida dotal mixto
    En esta clase de seguros el contrato combina el seguro como forma de ahorro con los seguros de riesgo ordinarios. En esta modalidad, si el contratante llegara a fallecer antes del plazo estipulado, los beneficiarios reciben el monto total de la prima asegurada, aun cuando no se haya liquidado por completo. Esto quiere decir que si se contrata un seguro por un millón de pesos y el contratante fallece después de haber cubierto sólo el treinta por ciento de la cuota, los beneficiarios tienen derecho a recibir el cien por ciento de la póliza.

Por lo general, ya que el beneficio es grande, esta clase de seguros tienen cuotas fijas elevadas.

A su vez, el seguro dotal mixto puede clasificarse en:

  • Mixto completo. Si el contratante vive al momento de vencerse el plazo del seguro, tiene derecho a un porcentaje de las utilidades de la póliza asegurada.
  • Mixto simple. El beneficiario recibirá la suma acordada en caso de que el contratante fallezca antes de la fecha del vencimiento del contrato.
  • Mixto revalorizable. El contrato de estos seguros estipula que año con año se aumenta el valor asegurado. Comparte sus demás características con el seguro mixto simple.
  • Mixto variable. El asegurado puede definir un plazo y en caso de sobrevivir al mismo, recibir periódicamente porcentajes determinados de la suma asegurada. Esta modalidad se utiliza particularmente como ahorro para el retiro.

Dentro de las grandes ventajas que hacen atractivo a este tipo de seguros podemos mencionar la tasa de rendimiento garantizada. Esto quiere decir que al contratante se le garantiza que obtendrá una cierta cantidad de intereses fija por el dinero que invierta.

Por lo anterior, es recomendable estudiar muy bien las condiciones del contrato y asegurarse de que la tasa de interés ofrecida por la compañía sea igual o mayor al índice de inflación.

Otra de las ventajas del seguro dotal como forma de inversión consiste en que no puede ser embargado. Además, no se tienen que pagar impuestos por este tipo de ahorro, e inclusive, en su modalidad de ahorro para el retiro puede ser deducible.

Así pues, los seguros de vida dotales pueden ser de gran utilidad como instrumento para la planificación del futuro financiero gracias a su gran versatilidad. Con ellos podemos asegurar la educación de nuestros hijos, garantizarles seguridad financiera en su edad adulta, pero también podemos proteger a nuestra pareja o a nuestros padres, e incluso planificar nuestro retiro.

Para conocer más sobre este instrumento financiero, te recomendamos consultar los diversos planes que ofrecen tanto las compañías de seguros como las instituciones bancarias. Es importante aclarar que las modalidades y opciones son determinadas por las propias aseguradoras, por lo que será necesario consultar directamente con la de tu preferencia o con un agente profesional de seguros.

Referencia bibliográfica:
Aguer, Mario y Manuel Ahijado (editores) Diccionario de economía general y empresa. Madrid: Pirámide, 2003.

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduzca el código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.