Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

Conviértete en un guardián de las finanzas

Se parte del poderoso plan de Rocket y los Guardianes de la Galaxia y conviértete en un superhéroe ahorrador.
Lee más

Lo que se debe tomar en cuenta antes de la renovación de un seguro

Se cumplió el período contratado y tu seguro venció. Si el servicio fue muy bueno, quizá estés considerando la renovación automática con la misma aseguradora. Sin embargo, es probable que algunas cosas hayan cambiado en tu situación personal y debas hacer ajustes en las condiciones que estipula la póliza.

Antes de firmar por el siguiente período, revisa lo siguiente:
Suma asegurada. Es necesario analizar si la suma asegurada que contrataste al principio es suficiente en la actualidad. Por ejemplo, si se trata de un seguro de casa, la propiedad seguramente incrementó su valor. Si renuevas por la misma suma asegurada, en caso de un siniestro o accidente la indemnización no alcanzará para cubrir los daños al costo del momento.

Agravación del riesgo o incremento del riesgo. También es necesario que revises si tu riesgo sigue siendo el mismo de hace un año, ya que la aseguradora podría considerar que agravamos el riesgo al no declarar algunos cambios que hayan surgido a través de este tiempo. Por ejemplo, si en el predio de al lado de tu casa construyeron una gasolinera, esto podría incrementar el riesgo de accidentes.

Condiciones generales. Es momento de leer nuevamente la póliza de seguro y comprender a detalle cuáles son las condiciones en que estamos asegurados. La suma asegurada, el deducible, las coberturas contratadas y los endosos o adiciones que se hicieron durante el año. Este es el momento para solicitar cualquier ajuste que consideres necesario.

Reputación de la compañía de seguros. Al igual que en tu caso personal, es probable que la aseguradora haya sufrido cambios en el último año. Es muy importante que conozcas su trayectoria y estés pendiente de las noticias que la involucren. Pon mucha atención a noticias sobre adquisición o fusión con otras compañías, su reputación financiera e incluso los comentarios sobre el servicio a otros clientes. Busca información que garantice su estabilidad y la calidad del servicio que van a ofrecerte.

Certificación de los agentes. Un agente de seguros profesional debe estar autorizado por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF) y ostentar una cédula en donde se especifica en qué ramos o tipos de seguros está autorizado para dar asesoría a sus clientes. Por esta razón, es recomendable que solicites a tu agente de seguros te muestre esta credencial que lo acredita en su capacitación.

Te recomendamos consultar a un profesional en seguros que pueda asesorarte de manera adecuada. Recuerda que el patrimonio que tanto tiempo te ha costado materializar está en juego.

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduzca el código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.