Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

¿Estás preparado para un entrenamiento financiero?

El juego incorpora toda la emoción, la energía y la estrategia del fútbol para enseñar a niños y adultos la importancia de tomar decisiones financieras inteligentes.
Compruébalo

¿Por qué se rechaza una solicitud de seguro?

Algunas veces, al momento de contratar un seguro, nos llevamos la sorpresa de que la compañía ha decidido no aceptarnos. Estas situaciones pueden evitarse si se toman en cuenta una serie de consideraciones y nos informamos adecuadamente con anticipación.

Tipos de seguros

A continuación, a modo de introducción, te presentamos un breve listado sobre los tipos de seguros:

  • Seguros sociales. Esta clase de seguros se utilizan para proteger a los trabajadores contra riesgos como accidentes, invalidez, edad avanzada y muerte. Las primas en este caso son cubiertas por los trabajadores, así como por sus empleadores. Estos seguros están contemplados por la ley.
  • Seguros privados. Son aquellos que las personas contratan para cubrirse de ciertos riesgos y proteger su patrimonio. En este caso, los clientes son quienes aportan el pago total de la prima. Entre los seguros privados encontramos una nueva división:
    • Seguros sobre las personas. Aquí se incluyen los seguros de vida, contra accidentes, de gastos médicos, etcétera.
    • Seguros sobre las cosas. Estos seguros son para objetos. Los más comunes son los de automóviles, de viviendas contra incendio, contra desastres naturales y los que protegen los objetos de alto valor en casas y oficina.

De acuerdo con el tipo de seguro que se pretende adquirir, se deberán adoptar ciertas medidas para evitar la molesta notificación de rechazo.

Causas frecuentes de rechazo
Existen dos causas principales para que una póliza sea rechazada por una institución aseguradora:

Riesgo. Por lo general, las compañías de seguros rechazan todas aquellas aplicaciones que superan sus políticas de riesgo aceptable. Este riesgo varía según la empresa y, depende de manera directa, del número de clientes que tienen (y por tanto, el número estimado de pólizas a pagar por año).

Número de pólizas. En otros casos, sucede que las compañías que ofrecen distintos tipos de seguro, tienen contemplado sólo un número determinado de pólizas para tal o cuál siniestro. Por ejemplo, puede ser que una compañía aseguradora X sólo pueda cubrir cien clientes con póliza de incendio, ciento cincuenta clientes de gastos médicos mayores (de los cuales cien sean de entre treinta y cincuenta años de edad), etcétera. En estas circunstancias, no hay mucho que los clientes puedan hacer, excepto buscar otra compañía que tenga más capacidad para asumir riesgos.

Causas específicas
Las causas antes mencionadas tienen aspectos específicos según el tipo de seguro del que se trate. Así pues, a continuación abordaremos los aspectos a considerar de acuerdo con el tipo de seguro.

Seguros médicos y de vida. Entre los tipos de seguro que obtienen el mayor número de pólizas no aceptadas están los seguros de gastos médicos y los seguros de vida. En estos casos, el riesgo está relacionado con la buena salud del individuo y la posibilidad de que le suceda algún accidente. Así pues, las empresas aseguradoras consideran como mejores candidatos a quienes gocen de buena salud y cuiden de ésta y sean jóvenes Por lo general, antes de recibir una aplicación, la compañía explica al cliente las cláusulas. En la mayoría de los casos, existen límites de edad y, en el caso de los seguros médicos, al aumentar la edad, tienden a ser más caros.

Esta categoría de seguros solicita un historial médico completo en el que se le pregunta sobre enfermedades previas, intervenciones quirúrgicas y predisposiciones familiares a ciertos padecimientos hereditarios.

Honestidad ante todo
Lo más recomendable para no ser rechazados por un seguro de gastos médicos es ser completamente honestos con lo que se nos pregunte. Algunas veces sucede que, los solicitantes temen ser rechazados por mencionar, por ejemplo, que han tenido una cirugía reciente y, al momento de realizarles el examen médico, se descubre su omisión.

Esto hace suponer a la compañía que la persona puede estar mintiendo en otras cuestiones también. Por ejemplo, si una persona tuvo una operación de las anginas durante su infancia o una operación láser para corregir la miopía, no debe omitirlas, puesto que al declarar procedimientos quirúrgicos: cero, estaría mintiendo.

Las aplicaciones con inconsistencias son rechazadas de inmediato.

Estilo de vida.Conviene también mantener un estilo de vida saludable. Además de ser un aliciente para obtener un dictamen favorable sobre la póliza, mejora la calidad de vida y evita problemas a largo plazo. Ser fumador es un factor para ser rechazado, por lo que dejar de fumar puede ser una excelente idea. Lo mismo sucede con el sobrepeso y el exceso en el consumo de alcohol o medicamentos innecesarios.

Seguros de bienes inmuebles. Al igual que sucede con los seguros de vida, para contratar este tipo de seguros, la compañía solicita el llenado de un cuestionario para determinar el riesgo de la propiedad.

En este caso también es muy importante no omitir datos, aún si consideramos que no son del todo buenos para evaluar un riesgo más bajo. Una mentira descubierta se traduce en un rechazo en todos los casos.

Al igual que en los seguros médicos, se puede cuidar de la salud del inmueble para aumentar las posibilidades de conseguir un buen seguro. Si la propiedad se mantiene en buen estado y sus instalaciones eléctricas, de agua, y gas son seguras, no sólo será más fácil conseguir quién quiera asegurarla, sino que también será un lugar más agradable y seguro para vivir.

Seguros de automóviles. En los seguros de automóviles intervienen factores como la antigüedad del vehículo, la marca, el costo, el tipo de uso (doméstico o comercial) y, en muchos casos, el tipo de conductor (hombre, mujer, joven, experimentado). Son raras las ocasiones en que estos seguros rechazan una póliza; sin embargo, para evitar problemas es importante seguir el principio de veracidad y no omisión de datos que se ha mencionado en los casos anteriores.

Finalmente, si eres rechazado por una compañía aseguradora, es importante analizar muy bien las causas y corregirlas en caso de ser posible. Asimismo, buscar una nueva alternativa en compañías de seguros que se ajuste más a nuestros requerimientos y características.

Se recomienda consultar con un agente profesional de seguros, debidamente autorizado por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF).

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduzca el código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.