Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

¿Estás preparado para un entrenamiento financiero?

El juego incorpora toda la emoción, la energía y la estrategia del fútbol para enseñar a niños y adultos la importancia de tomar decisiones financieras inteligentes.
Compruébalo

Cómo manejar las remesas

Las remesas son la cantidad de dinero que llega a nuestro país, proveniente de quienes laboran en el extranjero y lo traen o envían a México.

Actualmente, la mayor cantidad de remesas que entran al territorio nacional procede de los Estados Unidos de América (EUA).

¿Cómo funciona el envío y recibo de remesas?
En la mayoría de los casos, este dinero llega a las familias mexicanas por medio de las denominadas Money Orders, aunque también pueden realizarse transferencias y depósitos bancarios. En algunos casos, las remesas llegan físicamente al país, en manos de los trabajadores que laboran en el extranjero y visitan a sus familias en México.

A continuación te presentamos, de forma esquemática, la forma cómo llegan las remesas a nuestro país.

¿Cuáles son las mejores opciones de envío?
En ocasiones resulta difícil determinar cuál es la opción más conveniente para enviar o recibir remesas, y es que se deben tomar en cuenta diversos factores:

  • La comisión que cobra la institución que envía el dinero (comisión por envío y el tipo de cambio).
  • La comisión que cobra la institución que recibe el dinero (comisión por pagar y el tipo de cambio).
  • La facilidad de cobro (disponibilidad, accesibilidad del lugar, etcétera).
  • La seguridad y confiabilidad.

En ocasiones no es fácil decidirse por una opción u otra. Es por eso que, conviene tener información sobre todos los puntos arriba mencionados, con la finalidad de tomar la decisión individual o familiar que más convenga a nuestros intereses.

Si envías dinero desde el extranjero, no olvides revisar el tipo de cambio, esto quiere decir qué tantos pesos te dan por dólar, euro o la moneda original.

Recuerda también tomar en cuenta lo que te cobran por hacer el envío (comisión de la transferencia): ¿es una cuota fija?, ¿la cuota es proporcional a la cantidad enviada? Dependiendo de las respuestas sabrás si te conviene guardar más dinero para enviarlo todo en una sola ocasión (si la cuota es fija), o hacer varios envíos periódicos, si la cuota es proporcional al monto.

Si recibes las remesas, debes considerar si la institución que te las envía tiene sucursales cercanas a tu domicilio, si te dan buena atención, si el servicio es seguro (si te pagan a tiempo, son solventes), si el servicio es rápido (¿cuánto tiempo después de realizado el envío puede cobrarse?), si te ofrecen alguna prestación o servicio adicional (posibilidades de crédito, descuentos por cliente frecuente, depósitos adelantados, etcétera).

Diez cosas que debes saber al enviar y recibir remesas
Si envías remesas:

  1. Busca la opción que te ofrezca el menor costo. Calcula el costo tomando en cuenta no sólo la comisión por transferencia sino también el tipo de cambio.
  2. Mantén buena comunicación con tus familiares. Entéralos de cuándo hiciste el envío y cuánto dinero enviaste.
  3. Proporciona a tus familiares el número o clave de envío para que puedan cobrarlo fácilmente.
  4. Siempre que puedas, planea tus envíos con anticipación. Recuerda que los envíos urgentes son más caros. Si la comisión que te cobran aumenta proporcionalmente a la cantidad que envías, trata de hacer varios envíos de menores cantidades.
  5. Si no estás cómodo con la institución que utilizas actualmente para realizar tus envíos, infórmate sobre otras opciones que te resulten más convenientes.


  6. Si recibes remesas:
  7. Mantén buena comunicación con la persona o personas que te envían el dinero. Hazles saber si la institución que usan para el envío es la más conveniente para ti. Hablen sobre disponibilidad, seguridad y accesibilidad.
  8. Administra tus remesas con cuidado. En caso de que cobres tus remesas en efectivo, puedes abrir una cuenta de débito (ahorro o cheques) para depositar tu dinero y tener mayor control sobre los gastos que realices.
  9. Si tus depósitos se hacen directamente a cuentas bancarias, investiga a qué tantos retiros gratuitos tienes derecho. No olvides que, a veces, existen comisiones por operaciones como: retiros, consulta de saldos, transferencias interbancarias, etcétera.
  10. Infórmate sobre los beneficios adicionales que ofrece la institución que te paga las remesas. Pregunta si hay posibilidades de préstamos, pagos adelantados o descuentos en las comisiones.
  11. Si llegaras a tener algún problema con la compañía donde cobras tus remesas, no dudes en obtener asesoría de Profeco o Condusef.
  12. Si quieres conocer una estadística sobre los ingresos por remesas del año pasado, consulta: www.banxico.org.mx

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduzca el código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.