Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

Calculadoras de Finanzas Prácticas

También pueden ser bajadas gratuitamente en la tienda Apple para usuarios de iPhone, iPad y iPod touch.
Bajar

Beneficios de los servicios de tarjetas

Como consecuencia directa del avance tecnológico, el uso de las tarjetas de débito y crédito en sus diferentes modalidades se ha popularizado de manera importante. Antes, las tarjetas sólo se usaban para hacer compras a crédito en grandes tiendas, para solicitar préstamos personales o para pagar la cuenta de algunos restaurantes y hoteles de cierta categoría. En la actualidad, se puede pagar con tarjeta al comprar por medio de Internet, al hacer pedidos a domicilio, al reservar boletos de avión, al pagar el súper; al ir al médico, entre muchos otros ejemplos similares.

Cada vez son más los establecimientos que cuentan con terminales electrónicas para procesar los pagos con tarjeta.

Asimismo, la popularidad de las tarjetas, tanto de débito como de crédito, ha crecido puesto que, si se usan con prudencia, pueden acarrear una serie de beneficios a los usuarios.

Las ventajas de realizar las compras utilizando una tarjeta en vez de dinero en efectivo son diversas. Van desde la practicidad hasta la seguridad, además de los descuentos y promociones específicas en las que permiten participar a sus clientes.

Beneficios
Practicidad y seguridad. El uso moderado de las tarjetas puede resultar más práctico y seguro que el efectivo. Y es que, al llevar con nosotros la tarjeta, podemos solventar gastos planeados o inesperados sin tener que llenar nuestra cartera con billetes, los cuales pueden ser estorbosos y más fáciles de perder. Además, si llegamos a extraviar la tarjeta, basta con reportarla con prontitud para que sea temporalmente cancelada y nadie pueda extraer efectivo o realizar compras con ella.

Disponibilidad. Puedes tener acceso a dinero en efectivo a través de cajeros automáticos, las veinticuatro horas del día, los trescientos sesenta y cinco días del año.

Aceptación. En la actualidad, la mayoría de las tarjetas de débito y crédito son internacionales, esto quiere decir que se pueden realizar compras y retiros en otros países del mundo.

Ayuda para emergencias. Las tarjetas, en particular, las de crédito, también pueden ser útiles en casos urgentes (como enfermedades, accidentes, viajes no planeados, etcétera), puesto que podemos disponer de una cierta cantidad de dinero en el momento menos pensado, aún si no tenemos liquidez en ese instante.

Apoyo en la administración de gastos. Las tarjetas nos pueden ayudar a controlar los gastos mensuales, puesto que en cada operación recibimos un voucher o comprobante, que nos permite llevar un registro de lo que estamos gastando y lo que nos queda de saldo. Asimismo, el estado de cuenta mensual nos permite organizarnos y planear el presupuesto del mes que viene, dado que sabiendo lo que gastamos podremos predecir lo que gastaremos en un período de tiempo similar. De igual forma, el estado de cuenta nos puede servir para ver si estamos gastando demás en algunas cosas y, en su caso, si hemos descuidado otros aspectos.

Domiciliación. Puedes automatizar los pagos de diversos servicios como agua, luz, teléfono, televisión por cable o satelital, telefonía celular, entre otros. De este modo, el banco hará los pagos a las instituciones correspondientes y descontará el monto total de tu tarjeta de crédito o débito. Algunas veces, los pagos son anuales y, otras veces, mensuales o bimestrales. Una vez que des de alta el sistema de domiciliación, los pagos se efectuarán automáticamente hasta que decidas cancelar el servicio. Sólo debes recordar mantener saldo suficiente para el pago si utilizas tarjeta de débito.

Servicios exclusivos. De acuerdo al tipo de tarjeta con la que contamos, podemos acceder a distintos servicios exclusivos como el seguro de autos internacional, la disposición de efectivo de emergencia, la reposición de tarjeta de emergencia, entre muchos otros. Recuerda siempre consultar con tu banco los beneficios exclusivos de tu tarjeta.

Promociones y servicios

  • Meses sin intereses. Muchas veces, las tarjetas ofrecen promociones a sus clientes en ciertas compras. Por ejemplo, en algunas tiendas se ofrecen productos o servicios con meses sin intereses o descuentos para los tarjetahabientes de los bancos incluidos en la promoción.
  • Recompensas. En ocasiones, las tarjetas también premian a sus clientes puntuales, de suerte que, si liquidas tus deudas oportunamente, te pueden ofrecer nuevos créditos y financiamientos con intereses más bajos o pagos más cómodos.

Algunas tarjetas también ofrecen la acumulación de puntos al hacer pagos con ellas. Estos puntos pueden cambiarse por productos, boletos de avión, hospedaje en hoteles o por otros servicios.

Hay que recordar que muchos bancos organizan sorteos para sus clientes; ya sea por pagar con tarjeta o por aumentar su saldo mensual.

Existen también tarjetas que permiten a sus clientes comprar boletos de conciertos, espectáculos y eventos deportivos en preventa. Esto quiere decir que se les da la oportunidad de adquirir los boletos unos días antes que el público en general, lo cual resulta benéfico cuando se desea asistir a un evento muy concurrido o cotizado.

Otras tarjetas tienen convenios con clubes deportivos, hoteles o aerolíneas, de tal suerte que, sus clientes tienen derecho a prestaciones como descuentos mayores, asientos exclusivos, etcétera.

Precauciones
Para poder gozar de los beneficios que hemos abordado en este artículo, es muy importante tener en cuenta algunas recomendaciones: Estar al pendiente de la seguridad. Debemos cuidar de nuestra tarjeta y en caso de robo o extravío, reportarlo de inmediato. No habremos de compartir nuestras contraseñas y claves de seguridad; tampoco deberemos escribirlas en lugares obvios, ni realizar operaciones de banca electrónica en lugares públicos.

Llevar un buen control de los gastos. Como ya hemos mencionado, los comprobantes de pago y los estados de cuenta nos ayudan a administrar lo que gastamos, por ello, es importante leerlos y conservarlos. Si el estado de cuenta llegara a contener algún gasto que nos parezca sospechoso o improcedente, deberemos reportarlo cuanto antes.

No gastar más de lo que podemos pagar. Cuando utilizamos tarjetas de crédito conviene recordar cuáles son nuestros límites para no rebasar nuestra capacidad de pago.

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduzca el código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.