Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

¿Estás preparado para un entrenamiento financiero?

El juego incorpora toda la emoción, la energía y la estrategia del fútbol para enseñar a niños y adultos la importancia de tomar decisiones financieras inteligentes.
Compruébalo

Tarjeta de débito

Con la tarjeta de débito puedes comprar en muchos establecimientos sin tener que llevar efectivo encima o acordarte de llevar la chequera. Simplemente, presenta tu tarjeta de débito en cualquier lugar donde veas el logotipo de la tarjeta y el monto de la compra se deducirá directamente de tu cuenta de cheques.

Las tarjetas de débito son productos de pago en el momento que rápidamente debitan (o restan) el dinero de la cuenta de cheques o ahorro como si estuvieras retirando el efectivo. Por ello, la tarjeta de débito requiere que ya tengas en la cuenta el dinero para cubrir la transacción. Ten presente que algunas tiendas ofrecen promociones cuando usas tu tarjeta de débito al pagar.

La tarjeta de débito es diferente a la tarjeta de crédito, que es un producto de pago en el futuro y gira la compra contra una línea de crédito (el dinero que el emisor de la tarjeta pone a tu disposición) y te da un período de gracia para pagar. Si no liquidas el saldo total al terminar este período, pagas intereses.

Por otro lado, las tarjetas prepagadas como las de nómina o transferencia de dinero son tarjetas que se pagan antes. En el caso de la tarjeta de nómina, una vez depositado tu salario en la misma ya puedes usarla para realizar compras, siempre teniendo presente cuánto dinero hay disponible en la tarjeta para asegurar que no te pases del límite.

Al igual que haces con las transacciones de cajero automático, asegúrate de anotar las transacciones realizadas con tu tarjeta de débito. Ten presente que la tarjeta de débito no es una tarjeta de crédito. No puedes gastar más de lo que tienes. Y como estás gastando solamente lo que tienes en la cuenta y no estás usando el crédito, la tarjeta de débito no te ayudará a desarrollar un historial de crédito.

¿Qué son las tarjetas de débito?
Cuando abres una cuenta de cheques o de ahorro automáticamente recibes una tarjeta de débito. Simplemente, presenta tu tarjeta de débito en cualquier comercio que acepte este método de pago y el monto de la compra se deducirá directamente de tu cuenta de cheques o ahorro.

Beneficios de las tarjetas de débito

  • Conveniencia y seguridad del pago. No tienes que llevar encima una chequera ni grandes sumas de efectivo cuando vas de compras.
  • Amplia aceptación en comercios. Las tarjetas de débito son más ampliamente aceptadas que los cheques, aun cuando viajas.
  • Proceso de pago fácil y rápido. No hay cheques ni necesidad de presentar una identificación o información personal en el mostrador de venta.

Información importante de las tarjetas de débito
Las tarjetas de débito se parecen a las tarjetas de crédito. Debes saber qué tipo de tarjeta te ha emitido tu institución financiera. Tal vez ya tengas una tarjeta de débito y no te hayas dado cuenta como, por ejemplo, si tienes una tarjeta de nómina. No hay período de gracia para las compras con una tarjeta de débito.

Puesto que se deduce directamente de tu cuenta de cheques, asegúrate de tener el dinero disponible para cubrir el monto total de la transacción en el momento de efectuarse la venta.

Revisa cuidadosamente tu convenio de tarjetahabiente. El emisor de tu tarjeta tiene la obligación legal de informarte las cuotas y comisiones que te cobrarán por el uso de la tarjeta.

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduzca el código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.