Tu asesor financiero personal

No conserves información relevante

Una vez que sabes qué información reúnes y almacenas, evalúa si es realmente necesario conservarla. A menudo las empresas no se percatan que guardan información innecesaria hasta que se lleva a cabo una auditoría. Si no conservas información comprometedora, es más difícil que los criminales puedan robarla.



© 2000-2018 Visa. Todos los derechos reservados.