Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

Conviértete en un guardián de las finanzas

Se parte del poderoso plan de Rocket y los Guardianes de la Galaxia y conviértete en un superhéroe ahorrador.
Lee más

Compras de temporada

Los consumidores empiezan a realizar sus compras de Navidad cada vez más anticipadamente debido a que las ofertas de diciembre se adelantan dos o tres meses, bajo el pretexto de evitar las grandes multitudes, pagar dentro de seis meses, obtener facilidades de pago y comprar a mejores precios. A estas compras se les denomina el buen fin.

Así, alentados por la publicidad o la disponibilidad del crédito o por saber que nuestro aguinaldo está por llegar, compramos impulsivamente, mientras que pocas veces o casi nunca planificamos llegar a esta temporada con un excedente que asegure el bienestar y la paz que las fechas proponen.

A continuación presentamos algunas recomendaciones para realizar mejores compras de temporada, modificando algunos hábitos de compras de última hora que te permitirán ahorrar más de lo que te imaginas.

Ahorra en la época
Ha quedado demostrado que en esta temporada la gente tiende a comprar más porque dispone de un excedente, ya sea para renovar el vestuario, mejorar el hogar, salir de vacaciones o simplemente para regalar en las festividades. Algunos artículos se compran más en esta temporada, como alimentos, licores, adornos, juguetería, vestuario y calzado. Por ello, pueden elevar sus precios.

Aprovechando el pago de primas, aguinaldos o bonificaciones laborales en este fin de año, también se venden bienes y servicios relacionados con las vacaciones y el turismo, así como los bienes de uso durable, como los electrodomésticos, computadoras, los vehículos y los materiales de construcción o reparación.

Existen épocas adecuadas del año para adquirir este tipo de bienes a buen precio, por lo que es muy recomendable programar algunas de las compras tomando en cuenta el calendario.

Los meses marcan la pauta
En diciembre los comerciantes empiezan a bajar los precios de la ropa de verano, mientras que la ropa de invierno como abrigos, suéteres o chamarras aumentan su costo. El invierno es un período ideal para comprar aparatos como es un aire acondicionado o una alberca inflable, que tienden a estar más caros entre los meses de mayo y septiembre, debido a las altas temperaturas del verano.

Es muy recomendable revisar los precios de las computadoras entre julio y agosto, mientras que entre septiembre y octubre aparecen grandes ofertas en cocinas y refrigeradores. Si se trata de productos electrónicos como videojuegos, cámaras digitales, equipos de sonido, o incluso ropa de cama, enero y febrero son meses más atractivos.

Para comprar un automóvil, septiembre es un buen mes, porque en otoño se presentan los nuevos modelos del año próximo y los automóviles bajan de precio mientras más días pasan en exhibición, por lo que este mes representa una gran oportunidad.

Los juguetes tienen mejores precios en octubre y noviembre, pero debe observarse que, por ser pretemporada navideña, los costos pueden estar maquillados para resultar atractivos. Los televisores se rebajan entre noviembre y enero; mientras que la primavera sigue siendo la estación perfecta para las flores y para la compra de casas.

Si piensas adquirir muebles nuevos para tu hogar, los primeros seis meses del año son una buena opción.

La clave para ahorrar radica en aprender a planificar y aprovechar aquellas épocas del año en las que se puede comprar más barato, como cuando los fabricantes y las tiendas aprovechan para liquidar sus productos.

Compra tus regalos con anticipación
Los libros, CD, DVD, videos y juegos electrónicos ocupan el primer lugar en la lista de compras de temporada. Por esta razón, los comercios pueden incrementar sus precios, para ofrecer después una rebaja, dejando el precio exactamente como estaba antes de octubre. Por esta razón, se recomienda la compra de este tipo de artículos antes de la temporada de fin de año.

Cómo nos ven
Los estudios de mercado establecen que los adultos jóvenes ven la temporada de fiestas como una época para derrochar sin escatimar.

Es muy frecuente que en diciembre se hagan compras postergadas debido a la disponibilidad del excedente que representa el aguinaldo, pues muchos esperan hasta el último minuto para reemplazar un aparato o equipo que hace falta en el hogar. Como es lógico, terminan pagando más dinero por él. Esto puede hacer que los precios se eleven o bien, aparezcan buenas ofertas, por lo que es muy recomendable buscar y comparar precio y calidad.

El crédito y la temporada navideña
Cada vez es más común adquirir los regalos de navidad o fin de año mediante el crédito, pues los bancos y las cadenas comerciales ofrecen facilidades de pagos a tres o seis meses sin intereses, así como premios y promociones, lo que representa una propuesta difícil de resistir.

Es muy fácil adquirir una nueva deuda debido a las grandes facilidades de crédito que actualmente existen en compras de temporada. El problema se presenta en enero o febrero, meses que se caracterizan por presentar un alza de precios en productos de consumo general, lo que encarece nuestros excedentes y, generalmente, nos orilla a retrasar o incumplir nuestros pagos oportunos, incrementando nuestra deuda por morosidad y gastos de ejecución.

Las tarjetas de crédito son un recurso muy útil pero que sólo debe utilizarse de acuerdo a la capacidad de pago de los usuarios. Si contratamos una gran deuda en pagos diferidos, es muy recomendable conocer el Costo Anual Total (CAT) de los productos adquiridos.

Consejos para usar tu tarjeta en diciembre

  • Realiza un presupuesto de lo que estimas gastar en regalos y apégate a él.
  • Si tienes la tendencia a efectuar compras impulsivas, se recomienda no portar dinero plástico. En todo caso, lo mejor será que lleves cierta cantidad de dinero en efectivo en tu cartera.
  • No acumules deudas de un mes a otro, porque corres el riesgo de que se tornen impagables en el tiempo. Paga tus cuotas en la fecha comprometida con el emisor de la tarjeta.
  • Antes de realizar las compras navideñas visita varias tiendas diferentes para comparar precios y saber cuál es el que más te conviene para comprar, incluso si lo haces con tu tarjeta.
  • Revisa las condiciones que establecen las promociones, tanto de pagos, de intereses, y conoce si ofrecen una póliza de garantía.

    Consultar el calendario puede ayudarnos a planificar las compras y cuidar mejor tu bolsillo.

    Para que los consejos de felicidad, bienestar, salud y paz también se extiendan a nuestras finanzas personales, es recomendable analizar bien nuestro presupuesto, establecer el ahorro como un gasto y mantenernos firmes en nuestros propósitos financieros de Año Nuevo.

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduzca el código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.