Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

¿Estás preparado para un entrenamiento financiero?

El juego incorpora toda la emoción, la energía y la estrategia del fútbol para enseñar a niños y adultos la importancia de tomar decisiones financieras inteligentes.
Compruébalo

Los restaurantes en nuestro presupuesto

Los restaurantes representan una grata alternativa para tomarnos un respiro mientras degustamos de un platillo. Si a ello le sumamos el ambiente relajado, podemos pasar un rato realmente agradable.

Como parte del consumo responsable en beneficio de nuestras finanzas personales, debemos de considerar algunos puntos que giran en torno al consumo en estos establecimientos:

  • Frecuencia
    En este primer punto debemos analizar qué tan frecuentes son nuestras visitas a los restaurantes. Por ejemplo, si todos los días salimos a comer a un restaurante en el horario de comida de la oficina, entonces el consumo es altamente frecuente. Sería benéfico que consideráramos si las opciones que escogemos día con día son las más convenientes o si podríamos encontrar algunas que nos dieran más calidad por nuestro dinero.
  • La novedad
    Aquellos lugares recién inaugurados son un imán para todos los que gustan de nuevas experiencias. Conviene que antes de visitarlos solicitemos alguna opinión de quien ya haya visitado el lugar, para que sepamos si nuestro presupuesto tiene la capacidad de costearnos la visita.
  • La fama
    Algunos establecimientos son conocidos por las buenas referencias que hacen de ellos. En ciertos casos, la fama realmente corresponde a la calidad de los platillos y a la excelente atención. Sin embargo, algunas otras, no es así. Si nuestro presupuesto no admite la visita a estos lugares, podríamos escoger opciones que, aunque no gocen de la misma fama, satisfagan nuestras expectativas personales.
  • La moda
    Visitar constantemente los lugares de moda puede ser una actividad divertida si nuestras finanzas nos lo permiten. Los lugares que siempre están concurridos, debido a la demanda, tienden a representar un gasto mayor.

Para disfrutar de buenos momentos y mantener sana nuestra economía, podemos alternar las opciones según nos convenga. Por ejemplo, podemos acudir un fin de semana a un lugar de moda y, al siguiente, probar en un establecimiento diferente, que parezca tener menor demanda. Probablemente nos llevemos una sorpresa, ya que en ocasiones, en estos últimos sitios, ofrecen promociones que podríamos disfrutar mucho, al mismo tiempo que ahorramos.

Para toda la semana
Si a lo largo de toda la semana acostumbramos salir a comer, podemos tomar en cuenta aquellas opciones que beneficien más nuestra economía. Por ejemplo, hay menús de bajo costo que ofrecen dos o tres tiempos y la bebida. Si todos los días ahorramos gracias a estos menús o paquetes, podremos disminuir considerablemente los gastos de alimentación.

Ocasiones especiales
Comer fuera de la oficina no es la única razón por la que visitamos un restaurante. También lo hacemos para festejar aniversarios, cumpleaños, reuniones con amistades, celebraciones de logros, premios y muchas otras razones; el objetivo de todas ellas es pasar una velada agradable y obtener el servicio que esperamos a cambio de lo que pagamos. Para que este último objetivo se cumpla conviene analizar cuáles son nuestras expectativas, qué tipo de comida gusta a la mayoría de los asistentes; y si podemos pedir alguna referencia del lugar, aún mejor.

Conviene también tener algunas consideraciones adicionales:

  • Saber si el lugar cuenta con estacionamiento y su costo.
  • Qué tan lejos está de nuestro hogar (para considerar el costo de la gasolina).
  • Si hay que hacer alguna reservación.
  • Si aceptan nuestra forma de pago.
  • Si podemos compartir el auto con alguno de los invitados, en caso de que se trate de alguna celebración.

Todas las consideraciones anteriores, ya sea de manera cotidiana o solamente para fechas especiales, nos sirven para sacar el mayor provecho de nuestro dinero.

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduzca el código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.