Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

Administración Financiera

Aprenda más sobre presupuesto, ahorro, y cómo llevar una vida financiera balanceada con los recursos con que cuenta.
Lee más

Cómo asimilar el costo del transporte escolar

En el Distrito Federal existen aproximadamente cuatro mil doscientas escuelas públicas de nivel básico, considerando ambos turnos, y aproximadamente mil ciento cuarenta escuelas particulares del mismo nivel. De los alumnos de colegios particulares, entre un cuarenta y cinco y un cincuenta por ciento acude a ellos en automóvil.

Lo anterior ocasiona que, a la hora de entrada y salida de los estudiantes, los vehículos destinados a llevarlos y recogerlos representen casi el veinticinco por ciento del total de vehículos circulando en ese momento.

Tal es la razón por la que el gobierno del Distrito Federal, anticipando un colapso ambiental, publicó las bases del Plan Verde de la Ciudad de México, el cual se desarrolla en cinco etapas durante los años 2009 a 2014. En este plan se establece el Programa de Transporte Escolar del Distrito Federal (Prote), al cual los planteles educativos privados y públicos se incorporarán de acuerdo con el número de alumnos. Los colegios con más estudiantes deberán apegarse primero a la medida.

Como un beneficio adicional, se ofrece a los padres de familia que el costo del servicio del transporte escolar sea deducible al Impuesto Sobre la Renta (ISR).

Según las encuestas de opinión, el sesenta por ciento de los padres no percibe problemas con el uso del transporte escolar, el diecisiete por ciento hizo referencia al alto costo del servicio, el quince por ciento comentó que sus hijos deben levantarse más temprano para hacer uso de este servicio, el ocho por ciento externó que los estudiantes pierden tiempo cuando se transportan en el autobús y, finalmente, el tres por ciento comentó que se pierde tiempo de convivencia con sus hijos.

De todas estas opiniones destaca el alto costo del transporte escolar, por lo que el gobierno del Distrito Federal prepara la incorporación de la Red de Transporte de Pasajeros a la prestación de este servicio, con unidades nuevas y personal altamente entrenado, con precios por debajo de los costos del mercado actual.

El ahorro y los beneficios del transporte escolar
De acuerdo con la información anterior, podríamos presumir que las ventajas del transporte escolar serían considerables comparadas con el precio de hacerlo uno mismo. El costo estimado es de ochocientos pesos a los mil quinientos pesos mensuales, según datos de la Unión Nacional de Padres de Familia.

En caso de llevar a nuestros hijos en auto a la escuela estos serían los datos promedio de los costos:

  • Tiempo. El tiempo que empleamos sería de treinta minutos de ida y otra media hora de vuelta. A la semana sería de cinco horas, y si lo multiplicamos por veinte días hábiles escolares, el resultado es de veinte horas al volante por mes. Es decir, que el autobús escolar nos ahorraría casi un día que se podría traducir en horas laborales o recreativas, entre otras.
  • Gasolina. La cuenta de la gasolina ascendería a cuarenta pesos en el viaje redondo, pensando en un promedio de cinco litros diarios de gasolina consumida, lo que resultaría en doscientos pesos semanales y, finalmente, al mes serían ochocientos pesos.
  • Mantenimiento. Suponiendo una revisión en el taller mecánico o alguna falla del vehículo, como la pinchadura de una llanta por un bache, etcétera, que implicara un mantenimiento semanal de doscientos pesos. Al mes nos daría un saldo de mil pesos.
    Estos serían los aproximados de ahorro si dejáramos de usar nuestro auto para llevar a los niños a la escuela.
  • Medio ambiente. Dejar de usar el auto puede provocar menor congestionamiento vial. De acuerdo con el estudio denominado Mexico City Vehicle Activity Study (Un estudio de la actividad vehicular en la Ciudad de México), la velocidad promedio de circulación en 2004 fue de veintiún kilómetros por hora, actualmente la velocidad promedio es de doce kilómetros por hora. Esto, debido a que existe mayor número de vehículos transitando en las calles de la ciudad.

La reducción de la velocidad en los vehículos, provoca una mayor tasa de emisión de contaminantes. En el caso de los hidrocarburos, cuando un vehículo circula a dieciséis kilómetros por hora emite en promedio 4.35 g/km recorrido. Este mismo automotor sólo emitirá 1.86 g/km de hidrocarburos si se moviera a cincuenta y seis kilómetros por hora. La velocidad a la cual los autos emiten la menor cantidad de hidrocarburos es cuando circulan a ochenta y ocho kilómetros por hora.

  • Salud y productividad. Podríamos mejorar la salud y la productividad de la ciudad al usar el transporte escolar, si pensamos que la contaminación del aire en el Valle de México ocasiona ausencias laborales equivalentes a dos millones y medio de días, así como alergias respiratorias y perjudica el desempeño escolar y laboral de la población, de acuerdo con datos del Centro Mario Molina.
  • Estrés. El transporte escolar podría ahorrarnos horas sentados en el tráfico matutino y vespertino, y con ello, evitar sufrir de ansiedad y depresión, y en algunos escasos hasta cierto grado de neurosis.

De acuerdo con estudios sobre el tránsito vehicular, el veintidós por ciento de los viajeros de la Ciudad de México tardan más de una hora diaria para un viaje de ida al trabajo, frente al dos por ciento que tardan los viajeros en ese mismo tiempo en la ciudad de Nueva York o Madrid.

Lo anterior significa mucho tiempo en el tránsito, lo que ocasiona que, además de que las personas se afecten, hay un costo para los negocios y para las propias ciudades, es decir, un efecto en cascada.

Como podemos ver, el costo del transporte escolar puede ser igual o un poco más elevado que llevarlos uno mismo, pero a largo plazo obtendremos beneficios ambientales, de salud, e incluso económicos, por razones de mayor productividad.

En suma, el aspecto del transporte escolar es un tema urgente e inaplazable que involucra la calidad de vida de todos los ciudadanos.

Referencias:
www.prote.com.mx/documentos/gaceta03022009.pdf
www.sma.df.gob.mx/prote/descarga/analisis/08analisis_resultados.pdf