Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

Calculadoras de Finanzas Prácticas

También pueden ser bajadas gratuitamente en la tienda Apple para usuarios de iPhone, iPad y iPod touch.
Bajar

Cómo iniciar la educación financiera

Las decisiones económicas tomadas sin los conocimientos suficientes pueden derivar en graves errores. Por el contrario, tomar decisiones basadas en conocimientos financieros nos ofrece una mejor alternativa de vida económica.

Comprender el campo de las finanzas es una tarea que debemos comenzar desde jóvenes. Aprender a conocer y entender el lenguaje del dinero desde niños incrementará la habilidad para generarlo y multiplicarlo en base a estrategias financieras adecuadas. Asimismo, los jóvenes podrán iniciar una vida económica saludable desde temprana edad, lo que es importante cuando la base del desarrollo económico de cualquier individuo se basa en el ahorro.

En ocasiones, se le da poca importancia a la educación financiera o económica, pero es incuestionable la importancia que tiene el dinero en nuestras vidas. Es necesario darle su justa dimensión y considerarla como pieza clave en el desarrollo del ser humano. Por esta razón, debemos considerar la educación financiera como parte fundamental de los conocimientos que debemos inculcar en los jóvenes y en cualquier persona que desee mejorar su situación financiera.

Algunas acciones que podemos implementar como sociedad para que se desarrolle la educación financiera en nuestra familia y sociedad:

  • En la escuela. Es deseable que las instituciones educativas, desde el nivel básico, inicien una formación de educación financiera en los niños, orientando sus hábitos de consumo, enseñándoles el valor del dinero, inculcando la educación de ahorro, valores y conocimientos que los preparen para el futuro.
  • En el hogar. La educación financiera en el hogar debe ser una disciplina de temprano aprendizaje. A través de métodos didácticos sencillos donde se puedan desarrollar las habilidades necesarias en la materia, los padres de familia pueden enseñar a sus hijos cómo ahorrar. Una familia puede mantener sus finanzas sanas cuando establece comunicación entre sus miembros, aumentan su conocimiento sobre temas financieros y sobre la importancia de la prudencia en cuanto al gasto del dinero y el manejo de recursos. La familia es la base para lograr resultados financieros óptimos.
  • En la niñez. Comenzar una educación financiera hoy, ayudará a tener una independencia financiera en nuestra madurez.
  • El crédito responsable. Hacer conciencia sobre la importancia del manejo responsable del crédito y su enorme utilidad para el logro de metas.
  • El mundo de los negocios. Conocer el mundo de los negocios para que contribuya a enriquecer nuestro patrimonio, aprovechar los recursos con que contamos e incrementarlos.
  • Herramientas. Contar con las herramientas que nos permitan comparar y analizar la información económica que proporcionan diversas fuentes virtuales y asesores financieros. Obtener conocimientos a través de la lectura de textos especializados y de la asesoría de personas que han obtenido buenos resultados financieros.
  • Administración eficiente. Buscar programas o material de finanzas personales que nos sirvan de apoyo para evitar los errores en el gasto y a cuidar nuestro patrimonio. La educación financiera se basa en el ahorro y la buena administración.
  • El ahorro. Inculcar desde pequeños el hábito del ahorro para asegurar un futuro patrimonial favorece a evitar o a superar dificultades financieras futuras. Una persona que crece con la idea clara de que es necesario ahorrar parte de sus ingresos, tendrá menor probabilidad de fracasar financieramente.
  • Las instituciones especializadas. La educación universitaria permite el acceso a mejores empleos, mayores sueldos con apertura a incrementar la calidad de cultura y conocimientos; sin embargo, ésta debe ser complementada con estudios enfocados a las finanzas. Para este objetivo existen instituciones financieras que están interesadas en difundir la educación financiera para mejorar la vida económica de los países donde operan. Es necesario acercarse a las herramientas que éstas proporcionan para capacitarse en este sentido.

Con educación financiera iniciamos las acciones que nos llevan a mejorar el nivel de vida de nuestra familia y sociedad.

Referencias bibliográficas: