Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

Conviértete en un guardián de las finanzas

Se parte del poderoso plan de Rocket y los Guardianes de la Galaxia y conviértete en un superhéroe ahorrador.
Lee más

El ahorro gracias a las listas

Muchos de los gastos que realizamos son periódicos, ya que cada determinado tiempo acudimos a las mismas tiendas para adquirirlos.

Si nos tomamos el tiempo para analizar nuestras compras comunes y hacer una lista, tendremos una herramienta que nos ayudará a administrar nuestro dinero y monitorear en qué lo estamos utilizando.

Estos son algunos ejemplos de las compras que podemos identificar dentro de nuestras listas:

  • Supermercado. Reabastecemos nuestra alacena de forma constante. Compramos los víveres, abarrotes, artículos de limpieza y enseres que son necesarios para que nuestro hogar funcione día con día. Hagamos una lista para no comprar demás.
  • Ropa. Es un artículo que puede adquirirse cada determinados meses.
  • Artículos escolares. Sabemos que cada inicio de ciclo escolar será necesario que compremos los útiles, uniformes y todo lo necesario para solventar la educación de los hijos.
  • Artículos de oficina para el hogar. En este rubro se encuentran los artículos necesarios para que los niños realicen sus tareas en casa, como el papel o los cartuchos de tinta para las impresoras.
  • Regalos para diferentes fechas. Las ocasiones especiales, como los cumpleaños, el día de Navidad o los aniversarios, son motivo para que compremos obsequios para nuestros seres queridos.

Como ya dijimos, una vez que hemos identificado cuáles son nuestras compras periódicas, tendremos que hacer un listado de ellas a detalle. Aquí presentamos algunos consejos que nos pueden servir como guía para ello:

  1. Por cada rubro, listar cada uno de los artículos que utilizamos cotidianamente. Conviene tomar en cuenta todos los puntos, aun cuando existan compras que sólo realicemos una o dos veces al año, como en el caso de los útiles escolares.
  2. Debemos observar si realizamos las compras en varios lugares y si sería más conveniente realizarlas en un mismo lugar. Esto evitaría que acudamos a la tienda varias veces al mes debido a algún olvido que tengamos. De esta manera, ahorraremos gastos de transportación y tiempo. Sin embargo, en el caso de que nuestras compras las realicemos en distintos lugares por razones de costos (aparentemente resultan más baratas de este modo), deberíamos considerar si los gastos de transportación no representan costos mayores que si se compraran en el mismo lugar.
  3. Listar y organizar las compras esporádicas, como los regalos de aniversario o cumpleaños, permite que, cuando veamos algún artículo que cumpla nuestras expectativas, podamos adquirirlo; así evitaremos comprarlo con prisas, pagando tal vez un costo más elevado o que no sea exactamente un obsequio que nos parezca el adecuado.
  4. Una vez que hemos trabajado a fondo con cada una de las listas para cada uno de los rubros, podremos decidir en qué establecimiento conviene más hacer las compras. Si hacemos esto, podríamos además estar al pendiente de ciertas promociones que nos ayuden a ahorrar aún más.

Una compra planeada supone ahorro
Si planeamos nuestras compras podemos adquirir los productos que necesitamos de forma anticipada. Eso representa ahorro porque aprovechamos descuentos, porque compramos a granel o porque buscamos con tiempo las mejores opciones para realizarlas. Sin embargo, cabe mencionar que no siempre es posible hacer compras con mucho tiempo de anticipación, por ejemplo, en el caso de los productos perecederos.

Si optamos por aprovechar las grandes tiendas de descuento por volumen, debemos destinar un espacio en el hogar para almacenarlos y evitar que se maltraten, que se desperdicien o que se afecten en la intemperie. Convendría escoger un área que esté a temperatura fresca y bien despejada para almacenar los productos que compremos en grandes cantidades. De esta manera, podremos surtir nuestra alacena cada vez que hagan falta. Así no sólo habremos ahorrado dinero, sino también tiempo.