Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

Administración Financiera

Aprenda más sobre presupuesto, ahorro, y cómo llevar una vida financiera balanceada con los recursos con que cuenta.
Lee más

Planeando un viaje al extranjero

Es importante tomar en cuenta todos los aspectos que influyen en la realización de un viaje al extranjero para que éste sea exitoso financieramente. Si no lo planeas correctamente, pueden ocurrir imprevistos que te generen gastos adicionales innecesarios.

Para realizar un viaje al extranjero, es necesario comenzar la planeación con varios meses de anticipación. Lo anterior, para realizar todos los elementos que requerirá, de acuerdo al presupuesto destinado para el viaje.

A continuación citamos algunos factores que debes analizar al comenzar la planeación de tu viaje al extranjero:

  • Presupuesto
  • Financiamiento
  • Destino(s) y tiempo
  • Documentos que requieres para viajar
  • Itinerario, guías y mapas de los destinos
  • Transporte
  • Alojamiento y alimentos
  • Imprevistos

Planeación
Una vez establecidos los elementos a considerar en el viaje revisa a detalle cada uno, y procura profundizar en los más importantes para disminuir los imprevistos.

Presupuesto
Infórmate por medio de Internet y/o guías turísticas de los lugares que deseas visitar. Este será el primer paso para determinar el presupuesto necesario para realizar el viaje. Posteriormente, infórmate de las tarifas para trámites legales como el pasaporte, visas e impuestos, y determina el monto que deseas gastar en alimentación, recuerdos del viaje y regalos.

Financiamiento
Existen dos formas básicas de financiar un viaje:
Con ahorros
Nuestra primera opción es el ahorro, ya que no implica ningún riesgo o costo adicional. En la medida de nuestra capacidad económica, podemos destinar un porcentaje de nuestros ingresos mensualmente para alcanzar nuestro objetivo financiero.

Con un crédito
La segunda opción para financiar el viaje suele ser la más común, que es pagarlo con una tarjeta de crédito, para lo cual existen promociones de pagos diferidos sin intereses. Dentro de esta segunda opción, se encuentran los créditos que otorgan los bancos directamente, se denominan préstamos personales y nos ofrecen la posibilidad de realizar el viaje proyectado en un plazo más corto que a través del ahorro.

Destino(s) y tiempo
Estos son los dos factores más importantes que influyen en un presupuesto de un viaje. Ahora define los días que piensas quedarse en cada ciudad, ya que facilitará la planeación de actividades y el monto necesario para tu estancia en ellas. Asimismo, y como lo veremos más abajo, muchas veces el costo del transporte, hospedaje y entretenimiento cambia de acuerdo a los días o temporadas en que se realiza el viaje.

Considera el clima, la situación política, económica y sanitaria que está viviendo el país que visitarás, ya que estos aspectos determinarán la factibilidad de acudir al lugar que deseas, y el momento adecuado para hacerlo. De lo contrario, podría implicar una mayor estadía o gastos de emergencia que perjudicarían tu presupuesto.

Documentación que requieres para viajar. Es muy importante que te informes con anticipación sobre todos los trámites y documentos necesarios para tu viaje. Lo anterior, pues además del pasaporte, algunos países solicitan visa para tener acceso a su territorio. Esta documentación es indispensable para el viaje y su tramitación tiene un costo, lo cual representa un rubro más a considerar en tu presupuesto.

Cabe señalar, que existen países que hacen un cobro especial de ingreso y salida de su territorio, y que debe ser tomado en cuenta porque, en muchos casos, llega a ser de hasta treinta y cinco dólares (americanos). Igualmente, se deben analizar las disposiciones aduaneras de cada país para evitar tener que pagar multas o sufrir confiscaciones de mercancías tanto de ida como de regreso.

Itinerario. Éste parece ser un gasto secundario, pero el recorrido que planeemos en cada destino implicará gastos adicionales que debemos contemplar. Por ejemplo, entradas a museos o lugares de interés turístico, transportación como taxis o autobuses, comidas fuera del paquete ofrecido por la agencia de viajes o propinas.

El itinerario representa una forma de ahorrar tiempo. Internet es una excelente herramienta para averiguar con anticipación las horas de apertura y cierre de museos y centros de entretenimiento, así como comprar boletos para evitar hacer filas interminables.

Transporte. Las opciones de transporte que tienes son determinantes para definir el tiempo y presupuesto que requerirás:

  • Áereo. Es el medio más utilizado debido a la comodidad y rapidez con la que se puede llegar a un destino; sin embargo, es el más costoso. No obstante, su precio varía de acuerdo a la demanda, por lo que una opción para ahorrar en este concepto, es viajar en temporada baja, donde las tarifas suelen ser inferiores a temporadas de tráfico intenso como fines de semana, días festivos (tanto nacionales como del país que visita), Navidad o vacaciones de verano. También existe la posibilidad de optar por paquetes que incluyan avión y hospedaje, los cuales pueden representar un ahorro importante.
  • Barco. Esta es una experiencia diferente en la cual el paseo comienza desde que te subes al barco. Las empresas navegantes ofrecen paquetes y descuentos muy atractivos para promover el viaje en un buque, lo que puede ayudar considerablemente a tu presupuesto.
  • Tren. En países europeos y norteamericanos es factible transportarse en tren de un país a otro, ya que este medio es más económico y ofrece redes ferroviarias eficientes y de gran extensión territorial. Existen promociones que reducen aún más las tarifas de este medio de transporte cuando se adquieren los pases de abordar desde el país de origen.
  • Auto. Para acudir a un país cercano al tuyo, puedes elegir la opción de transportarte en tu propio auto, considerando el monto de casetas, estacionamiento, gasolina y otros gastos. Decide si es conveniente que tu viaje se lleve a cabo por este medio; si bien, es cierto que sería más fácil conducir por la ciudad que visitarás, también puede significar un desembolso que te puede ahorrar utilizando otros transportes o rentando un vehículo en ese destino.
  • Alojamiento y alimentos. La alimentación es un concepto importante a considerar. Es común que la comida sea más costosa en restaurantes, principalmente en las zonas turísticas. Si deseas ahorrar en este aspecto, te recomendamos buscar paquetes todo incluido. De esta manera, ambos aspectos indispensables de considerar en un viaje estarán cubiertos, evitándote la preocupación por pagos extraordinarios.

Imprevistos
Cuida tus documentos y equipos de fotografía y/o cómputo portátil
Te sugerimos tener extremo cuidado con tus documentos como: pasaporte, visa y credenciales, puesto que la pérdida de éstos puede ocasionar problemas mayores y gastos, los cuales pueden estar fuera de tu presupuesto. Una medida preventiva es escanear sus papeles importantes y tenerlos en tu cuenta de mail para que, en caso de necesitarlos, tengas la oportunidad de demostrar tu identidad.

Al salir de paseo utiliza las cajas fuertes en los hoteles en los que te hospedes, las cuales existen en las habitaciones. Esto, para el resguardo de tu equipo electrónico o solicita en recepción que te los guarden.

Apoyos en el extranjero
Al salir de viaje es importante que tengas a la mano los datos completos sobre la embajada y comunidades de tu país en la ciudad que piensas visitar. En caso de que requieras apoyo, acude a estas instituciones que te ayudarán a resolver cualquier duda o problema de migración que tengas.

Asimismo, muchas tarjetas de crédito ofrecen apoyos en el extranjero en materia legal, de salud y de equipaje. Es importante antes de partir, revisar muy bien con tu banco las garantías y beneficios a los que tienes derecho.

Consejos para ahorrar y viajar

  • Busca promociones “todo incluido”, algunos rubros son más económicos por paquete.
  • Realiza desde tu lugar de origen cambios de divisas, ya que seguramente podrás obtener un mejor tipo de cambio que al realizarlo en las zonas turísticas del lugar que visitarás.
  • Considera la ropa adecuada al clima, ya que puede ser un gasto importante no presupuestado.
  • Recuerda empacar todo lo necesario para evitar comprar accesorios que puedes llevar contigo desde tu hogar.
  • Si eres un estudiante o persona de la tercera edad, no olvides portar la credencial que te acredite como tal, ya que con este documento te otorgarán descuentos adicionales que suelen significar ahorros considerables.

Por último, es indispensable analizar minuciosamente las actividades y precios que implica viajar, puesto que al tener bajo control todos los aspectos que influyen en tu travesía, podrás disfrutar plenamente de la estancia en el país de tu elección sin que tus finanzas se vean afectadas.

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduzca el código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.