Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

Conviértete en un guardián de las finanzas

Se parte del poderoso plan de Rocket y los Guardianes de la Galaxia y conviértete en un superhéroe ahorrador.
Lee más

¿Para qué me sirven los ingresos pasivos?

Los ingresos pasivos te pueden ayudar a lograr metas financieras y aumentar tus recursos. El término hace referencia a usar los bienes con los que ya cuentas para obtener una ganancia adicional a lo que ya percibes, sin invertir una gran cantidad de tiempo. Alguno de los bienes que podrías usar para este fin son los que siguen.

Propiedades: si cuentas con alguna casa de campo, un departamento o una nave industrial, puedes rentarlos para generar un ingreso extra. Existe la opción de arrendarlos para eventos como bodas, fiestas infantiles o cualquier otro que se te pueda ocurrir. Realiza un plan que incluya reparaciones o remodelaciones del lugar, así como las fechas que tendrías disponibles para rentar.

Autos: en caso de que tengas un auto que no uses tan a menudo, podrías convertirlo en taxi. El procedimiento es diferente en cada localidad, consulta en las oficinas de gobierno del lugar donde vives cuáles son los requerimientos y a dónde tienes que acudir. En muchos casos tendrás que considerar el costo de las placas y la pintura del coche, además del chofer. Sin embargo, esto lo puedes considerar como una inversión ya que a través del tiempo tendrás más ingresos.

Acciones o fondos: si tienes conocimientos de finanzas bursátiles, una opción es comprar acciones o fondos, de esta manera “pones tu dinero a trabajar” para acumular una mayor cantidad. Antes de comenzar, consulta las comisiones por operar en las diferentes casas de bolsa, recuerda que tendrás que informarte y estar al pendiente de los movimientos que realices. Sin embargo, cuando conoces en qué inviertes y el riesgo de tu inversión, puedes lograr buenos rendimientos que sumarán a tu capital.

Antigüedades: existen personas que cuentan con objetos y decoración que datan de varios años atrás. Si te encuentras interesado en comercializarlas, en muchos casos suelen ser bien pagados por su importancia artística o histórica. Antes de vender algo asegúrate de conocer su precio para que puedas obtener la mayor ganancia posible.

Los ingresos pasivos pertenecen al patrimonio con el que ya cuentas y te pueden ayudar a incrementar tus ganancias. Antes de iniciar cualquier movimiento con ellos, analiza si es lo que más conviene a tus finanzas. En el caso de arrendamiento de espacios, consulta antes con un abogado o contador y procura que siempre exista un contrato de por medio para evitar problemas a futuro.