Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

¿Estás preparado para un entrenamiento financiero?

El juego incorpora toda la emoción, la energía y la estrategia del fútbol para enseñar a niños y adultos la importancia de tomar decisiones financieras inteligentes.
Compruébalo

Haciendo efectivo el seguro

Dado que el seguro de gastos médicos representa tranquilidad para nuestra familia, debemos conocer cuáles son los aspectos que se deben tomar en cuenta en caso de presentarse una contingencia o siniestro, ya que quizás en ese momento estemos muy presionados para pensar en todas las condiciones de cobertura y exclusiones que tiene nuestra póliza de seguros. También debemos tomar en cuenta, lo que nosotros como usuarios debemos tener preparado.

En caso de presentarse un accidente o padecimiento, deberemos tomar en cuenta lo siguiente:

  • Tener conciencia que los servicios que nos otorgue la compañía aseguradora irán en función de la cobertura que hayamos contratado. Por lo tanto, debemos repasar con detenimiento las cláusulas de nuestra póliza para estar conscientes de los beneficios y de las exclusiones que tenemos. Por ejemplo, si nuestra póliza incluye servicio de ambulancia, y requerimos de ella, deberá llegar en el período que establece la póliza.
  • Deberá acudir de inmediato, un representante de gastos médicos de la compañía aseguradora al hospital para verificar que los servicios que estamos recibiendo estén dentro de la cobertura de la póliza, ya que en caso de no estar contemplados, tendrán que ser cubiertos por nuestra cuenta. Por lo tanto, tendríamos que cubrir un gasto que puede ser muy alto.
  • Tener una suma de dinero ahorrada para cubrir el importe del deducible en caso de enfermedad, ya que de lo contrario, representará un problema reunir ese dinero. No obstante, la aseguradora se encarga de pagar el resto del gasto médico.
  • De manera común, al ingresar al hospital solicitan la garantía para respaldar el importe del deducible, por ejemplo, un cheque, tarjeta de crédito, etcétera. Además de otros documentos como es la identificación del que ingresa y de quien cubrirá los gastos, en caso de no tratarse de la misma persona.
  • Tomar en cuenta el catálogo de médicos y de honorarios, para pensar de antemano cuál es el que más nos conviene, ya que en ese momento, difícilmente tendremos tiempo de detenernos a escoger una opción. Se recomienda también revisar el catálogo de hospitales que participan en la cobertura de nuestra póliza, y memorizar los que estén cerca de nuestra casa. Este punto es de especial importancia, ya que en una emergencia podemos acudir a un hospital fuera de la red hospitalaria de la aseguradora, y también ser tratados por médicos que no se contemplen en el catálogo.

En este caso, no operaría el pago directo, por lo que tendríamos que pagar en el momento y después pedir reembolso.

Es por esto que al contratar una póliza, debemos analizar las cláusulas con detalle y asesorarnos concienzudamente con nuestro agente o directamente con la compañía de seguros.