Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

Administración Financiera

Aprenda más sobre presupuesto, ahorro, y cómo llevar una vida financiera balanceada con los recursos con que cuenta.
Lee más

Seguro de gastos médicos

Cuando contratamos un seguro, es indispensable hacer un análisis de todos sus aspectos, ya que será nuestro apoyo en caso de una emergencia.

Lo primero, es considerar si será de gastos médicos menores o mayores. El primero, solamente cubrirá consultas y lesiones que no sean graves; por lo que el monto anual de pago o prima, será reducido.

En cambio, la cobertura para gastos mayores, abarca accidentes graves o tratamientos por enfermedades de larga convalecencia. El alcance del monto para pagar el tratamiento o las operaciones, dependerá de la suma asegurada que hayamos contratado.

Por lo tanto, es más conveniente contar con un seguro de amplia cobertura y la mayor suma asegurada posible. Para escogerlo, tenemos que analizar nuestro presupuesto, y decidir qué cantidad podemos destinar a la compra del mismo, teniendo en cuenta lo siguiente:

  • Suma asegurada. Es el monto que la aseguradora pagará para cubrir los gastos de accidente o enfermedad. El costo de la prima estará en función de dicha suma.
  • Deducible. Se refiere al monto determinado en el contrato de seguros que el asegurado debe pagar en caso de que se presente el accidente o la enfermedad. Cuando el gasto sea mayor a ese deducible, entonces será la aseguradora la que deba cubrir el excedente. Por lo tanto, entre mayor es el monto del deducible, es menor el costo de la prima. Comúnmente, el deducible es utilizado para los seguros de autos, y se presenta en los seguros de gastos médicos como una manera de reducir las primas y las reclamaciones muy pequeñas.
  • Coaseguro. Es un porcentaje de la suma asegurada que, invariablemente, el usuario tiene que pagar en caso de presentarse el accidente o la enfermedad cubierta. Por ejemplo, el cliente cubre el veinte por ciento por concepto de coaseguro, ya sea sobre mil pesos de un chequeo post operatorio o sobre ciento cincuenta mil pesos de una operación.
  • Limitaciones. Las compañías aseguradoras establecen cláusulas en donde especifican qué enfermedades no serán cubiertas. En algunos casos, también establecen qué tiempo debe transcurrir desde que se contrató el seguro hasta que apareció el padecimiento, para poder hacer efectiva la cobertura.
  • Red médica. Son los hospitales, médicos, farmacias, ambulancias y servicio de rescate, que están afiliados a la empresa aseguradora. Es importante considerar, qué aseguradoras ofrecen los servicios que mejor nos convienen y que cuenten con asistencia hospitalaria cerca de nuestro domicilio.
  • Cobertura en el extranjero. Existen seguros que brindan esta posibilidad, y resultan muy convenientes si se viaja con regularidad o si se permanece un período largo en el extranjero.

Si consideramos todos estos aspectos, podremos escoger un seguro que se adapte a nuestras necesidades y del que podamos obtener los mayores beneficios.