Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

¿Estás preparado para un entrenamiento financiero?

El juego incorpora toda la emoción, la energía y la estrategia del fútbol para enseñar a niños y adultos la importancia de tomar decisiones financieras inteligentes.
Compruébalo

Evita cometer errores en tu Afore

Para muchas personas que trabajan, el instrumento de ahorro para el retiro que utilizan es la Afore. Las Afores o Administradoras de fondos de ahorro para el retiro, son manejadas por instituciones financieras que resguardan e invierten tu ahorro para el retiro en cuentas individualizadas, y te lo entregarán cuando cumplas sesenta y cinco años o cuando dejes de trabajar.

En seguida te enlistamos algunos errores comunes en tu Afore y la manera de corregirlos:
1. No saber en qué Afore estás. Para solucionar este problema, busca tu Número de Seguridad Social (NSS). Si no tienes idea de qué es, acude al departamento de recursos humanos de la empresa en la que laboras. Lo más seguro es que ahí te lo puedan proporcionar. Lo siguiente es entrar a la página de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), en el siguiente enlace: www.consar.gob.mx/ . Proporciona tus datos y te llegará un correo electrónico avisándote en qué Afore te encuentras.

2. Desconocer qué tipo de rendimientos te paga tu Afore. Una vez que tienes conocimiento de dónde está tu fondo de ahorro para el retiro, el siguiente paso es revisar los rendimientos, comisiones y cuotas que la misma te está cobrando. Para estudiar una comparativa entre las diferentes administradoras de fondos de ahorro para el retiro, puedes visitar el siguiente enlace: http://www.consar.gob.mx/rendimiento_neto/rendimiento_neto.shtml

Muchas personas deciden cambiar de Afore en un momento dado con la finalidad de mejorar sus rendimientos. Puesto que las Afores son empresas privadas, cobran una cierta comisión a los trabajadores por administrar su dinero. Esas comisiones se descuentan de los rendimientos que te da tu Afore.

Así, los trabajadores tienen derecho a comparar las comisiones y rendimientos que ofrecen las diferentes Afores y en un momento determinado, pasar su cuenta individual de una a otra.

3. No hacer aportaciones voluntarias a tu fondo de ahorro para el retiro. Procura hacer aportaciones voluntarias de forma periódica, esto te ayudará a incrementar la cantidad que estés ahorrando para cuando dejes de trabajar. Además, puedes deducirlas de impuestos cuando hagas tu declaración anual. Entre más deducciones tengas, más pequeña es la base sobre la cual se cobran los impuestos y como resultado pagarás menos.

El dinero que está depositado en tu fondo de ahorro para el retiro es una parte muy importante de tu patrimonio, es por eso que es muy importante que procures estar al pendiente de esta cuenta y hacerla crecer lo más que puedas de acuerdo a tus posibilidades.

Recuerda que una Afore representa el ahorro de toda tu vida laboral, es por eso que debes cuidarlo.

Sitio recomendado: www.consar.gob.mx