Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

Conviértete en un guardián de las finanzas

Se parte del poderoso plan de Rocket y los Guardianes de la Galaxia y conviértete en un superhéroe ahorrador.
Lee más

Protege a tus mascotas

Para muchas personas, tener una mascota es mucho más que eso, ya que se convierten en un miembro de la familia. ¿Alguna vez has pensado que tu mascota también necesita estar asegurada?

Aunque no se hable del tema con mucha frecuencia, las mascotas también sufren enfermedades, ya sean propias de su especie o incluso algunas similares a las de los seres humanos. Además, también deben llevar un control con el médico veterinario desde que nacen, así como la aplicación de todas sus vacunas para que estén en perfectas condiciones.

A continuación te mostramos los seguros para mascota más comunes:

  • Seguro de responsabilidad civil. Este seguro te protege contra los daños que puedan ocasionar tu mascota a un tercero. Para tener este concepto más claro pondremos un ejemplo: imagina que un día sacas a pasear a tu perro, en una distracción, se estrella con un mostrador en una tienda, haciendo que los productos caigan de las repisas y se rompan. Por supuesto, tendrás que responder como dueño del animal y, dependiendo de los desperfectos, deberás compensar al dueño de la tienda. Lo mismo sucedería si causa algún accidente en casa de un familiar o de un vecino. Este seguro te permite estar tranquilo, ya que todo lo que tu mascota ocasione quedará cubierto. Existen diferentes primas y montos asegurados; eso puedes revisarlo con la institución aseguradora de tu preferencia.
    Aunque no sea muy grato para los dueños de las mascotas, en algunas especies de animales también existen las llamadas razas peligrosas, denominadas así por su naturaleza agresiva o por mostrar una tendencia al ataque. Si tienes un animal de estas características, también es conveniente asegurarlos por si llegan a lastimar a otra persona. Algunas pólizas incluso cubren gastos legales, indemnizaciones y asistencia veterinaria, en caso de que el afectado sea otro animal.

  • Seguro de gastos médicos mayores. La póliza puede llegar a cubrir accidentes, como atropellamientos o ahogamientos por cosas que ingiera o por jugar con objetos que pueda introducir en su garganta. Si tu mascota llegara a tener alguna enfermedad congénita o algún padecimiento crónico, los gastos de hospitalización y de cirugía correrían por parte del seguro. En México existen algunas instituciones aseguradoras que ofrecen este producto; aunque, en principio, únicamente cubren a perros y gatos. Será en el futuro cuando se pueda contar con este tipo de seguros para otros animales domésticos.

Recuerda que unas finanzas sanas incluyen prevención, además cuidarás de esa mascota que te da alegría y cariño desinteresado. Puedes hacer una investigación visitando diferentes aseguradoras y no olvides incluir este concepto dentro de tu presupuesto anual.