Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

Calculadoras de Finanzas Prácticas

También pueden ser bajadas gratuitamente en la tienda Apple para usuarios de iPhone, iPad y iPod touch.
Bajar

Protege tus bienes en vacaciones

Protege tus bienes en vacaciones

La cámara fotográfica, la tablet, el celular, los lentes, el pasaporte… en fin, todo lo que llevamos cuando viajamos, en ocasiones lo olvidamos en el hotel o lo extraviamos. Te compartimos algunos tips para que tus bienes estén protegidos en vacaciones.

  1. Utiliza la caja de seguridad de la habitación o del hotel
    Si llevas cosas de mucho valor, no las dejes a la vista, utiliza la caja de seguridad. Pon una contraseña que sólo tu conozcas. Como recomendación, apúntala en algún lugar por si la llegaras a olvidar.
  2. Efectivo vs tarjetas
    Aunque puedes guardar tu dinero en diferentes bolsas, es más conveniente manejar tarjetas. Por lo general son aceptadas en la mayoría de los establecimientos y puedes tener un mayor control de tus gastos, así como generar puntos, entre otros beneficios. Incluso, hoy en día existen bancos y empresas que te dan la facilidad de cargar tus tarjetas de manera virtual a través de aplicaciones y hacer pagos desde ellas.
  3. Los bienes en el automóvil
    Si vas a rentar un auto durante tu viaje, antes de devolverlo revisa en todos los compartimentos que no has olvidado nada. Pregunta en la agencia qué procedería en caso de que algo así suceda.
  4. De tour por la ciudad
    Cuando vayas a recorrer el lugar que estás visitando, asegúrate de llevar cerrada tu bolsa y no pierdas de vista tus cosas. Te sugerimos no guardar tu celular en el pantalón, pues sin darte cuenta se te podría salir.
  5. Antes de irte
    Si ya estás por desocupar la habitación, revisa todos los cajones, debajo de la cama, en el baño, caja de seguridad y en los closets, que no estés dejando algo.
  6. Menos es más
    Lo mejor que puedes hacer es llevar únicamente aquello que utilizarás. No te arriesgues a perder equipos o accesorios que te será difícil recuperar, ya sea por su valor económico o emocional.