Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

Conviértete en un guardián de las finanzas

Se parte del poderoso plan de Rocket y los Guardianes de la Galaxia y conviértete en un superhéroe ahorrador.
Lee más

Aprende cómo detectar billetes falsos

Uno de los grandes problemas de nuestro mundo moderno es la industria de los billetes falsos. La impresión, venta y distribución de éstos constituye un delito contemplado por la ley.

En la actualidad, debido a los avances tecnológicos en las técnicas de impresión y a la proliferación de impresoras profesionales de gran calidad que están cada vez más cerca del alcance popular, los billetes falsos son más difíciles de detectar. Por ello, las autoridades financieras de cada país, se esfuerzan por hacerlos más seguros y difíciles de falsificar.

Los bancos están obligados a retener los billetes que sean sospechosos, a cancelarlos, entregar un comprobante al cliente portador del billete y enviarlos al Banco de México para ser analizados. Si el billete resulta ser falso, no se le puede regresar ningún dinero al cliente, puesto que el billete carecía de valor.

¿Por qué los billetes falsos no tienen valor?
Los billetes, denominados también papel moneda son documentos expedidos por el banco central de cada nación, como representación de la reserva de dinero real del Tesoro Nacional. Por lo tanto, al tener un número de serie y estar respaldados por los recursos económicos del país, son un medio legal de intercambio económico.

Los billetes falsos, en cambio, no tienen ningún respaldo de dinero real, por lo que son simplemente trozos de papel sin ningún valor.

¿Existen monedas falsas?
Así como existen trozos de papel sin valor que tratan de emular las representaciones monetarias expedidas por el banco central, también existen copias de las monedas circulantes. Sin embargo, la falsificación de monedas es menos frecuente por ser un negocio poco redituable para los delincuentes, ya que, por lo general, las monedas son de baja denominación y resulta más caro obtener y manipular el metal, en relación con el beneficio económico que puede obtenerse al duplicar billetes.

Detectar monedas falsas es relativamente fácil; por lo general, pesan menos que las originales y el color es distinto (puede ser demasiado tenue o demasiado débil).

¿Cómo evitar recibir billetes falsos?
Todos los días, sin saberlo, estamos expuestos a recibir billetes falsos, y, en consecuencia, a utilizar sin conocimiento, estas falsificaciones. Aunque en muchas ocasiones las falsificaciones son tan precisas que casi no se distingue la diferencia entre un billete real y uno apócrifo.

A continuación te presentamos algunas técnicas para disminuir la posibilidad de ser víctimas de este tipo de fraude.

  • Textura. Es importante notar la textura del billete al momento de recibirlo. Generalmente, en especial en los billetes nuevos, el papel se siente más grueso donde aparece el número de la denominación, que es en el ángulo superior derecho y en el inferior izquierdo.

  • Marca de agua. Después de palpar el billete, es importante verlo a contraluz. En los billetes mexicanos, al poner un papel moneda en contra de una luz, se observa una marca de agua idéntica al personaje histórico que aparece en el billete, además de la denominación.

  • Letrero. Alrededor de la imagen del personaje del billete existe una cintilla con la frase Banco de México claramente legible, que en los billetes falsos es sólo una mancha de color.

  • Líneas de seguridad. Los billetes mexicanos tienen una línea vertical de color negro que cruza el billete cerca del centro, y que sólo es visible a contraluz. Los billetes más grandes (cien, doscientos, quinientos y mil pesos) cuentan además con otra línea que marca la denominación del billete con letra.

  • Plumón. Existen también en el mercado plumones o marcadores con tintas especiales que sólo dejan marcas en los billetes falsos. Es recomendable conseguir uno de estos plumones cuando nuestra actividad diaria implique manipular dinero con frecuencia.

¿Cómo detectar dólares y euros falsos?
Dólares.

  • Tacto. El billete falso es, generalmente, más burdo que el auténtico. Los dólares falsos tienen una textura que se asemeja a una cobertura de cera, mientras que los originales no presentan esta sensación de grasa. Sin embargo, el tacto puede ser engañoso, puesto que cuando los billetes están usados o sucios, es fácil confundirse.

  • Color. Una característica importante que nos permite identificar los dólares falsos es su color. Los genuinos tienen combinaciones de tonalidades de verde muy pálidas y finas que no son fáciles de reproducir. Los dólares falsos tienden a ser de un verde muy brillante o demasiado grises.

  • Retrato. Los detalles de los rasgos del personaje de cada billete son muy importantes. En los billetes falsos, los detalles de los retratos no están muy bien cuidados. Al comparar un billete falso con uno real se puede notar ausencia de arrugas y marcas de expresión en los personajes de los papeles apócrifos.

  • Deslave. Al frotar los dólares contra un papel blanco, éstos dejan una marca de color verde. La diferencia entre los genuinos y los falsos es que estos últimos se decolorarán notoriamente en la parte que ha desprendido el color.

Euros

  • Tacto. Al igual que en la distinción de pesos y dólares falsos, el tacto es muy importante para detectar euros no auténticos. Ya que están hechos en un papel a base de fibras de algodón, su tacto es firme, resistente y áspero. En este tipo de billetes es especialmente difícil copiar la textura.

  • Holograma. En la parte frontal, del lado derecho, los billetes grandes (cincuenta, cien, doscientos y quinientos euros) presentan un holograma. Al inclinar el billete, puede apreciarse el motivo arquitectónico y la cifra que indica su valor.

  • Elemento que cambia de color. Los billetes de cincuenta, cien, doscientos y quinientos euros tienen un elemento impreso en una tinta que cambia de color. Al inclinar el billete, la cifra que indica el valor del billete cambia de un color morado a verde oliva, o rojo quemado.

Referencias bibliográficas:
: Proteja su dinero: Revista de educación financiera. Publicación mensual de Condusef. Diciembre, 2008.