Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

¿Estás preparado para un entrenamiento financiero?

El juego incorpora toda la emoción, la energía y la estrategia del fútbol para enseñar a niños y adultos la importancia de tomar decisiones financieras inteligentes.
Compruébalo

El uso del pagaré

Este documento es el más utilizado para respaldar operaciones de compra-venta y para préstamos personales, y deberán liquidarse a una fecha determinada.

El pagaré tiene como característica la acción cambiaria, que se refiere a que a cambio del pago se devolverá al suscriptor el documento. En el caso que el beneficiario reciba solamente un pago parcial del total de la deuda, podrá mantenerlo en su poder hasta que reciba el importe total.

La operación de pago puede autentificarse por medio de un funcionario público que deje en constancia que el suscriptor ya ha terminado con su obligación. A esta acción se le conoce como Protesto.

Los elementos que debe contener el pagaré para su validez son los siguientes, según indica la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito:

  • La mención de ser pagaré, inserta en el texto del documento.
  • La promesa incondicional de pagar una suma determinada de dinero.
  • El nombre de la persona a quien ha de hacerse el pago.
  • La época y el lugar del pago.
  • La fecha y el lugar en que se subscriba el documento.
  • La firma del suscriptor o de la persona que firme a su ruego o en su nombre.

Adicionalmente, es importante conocer toda la información posible acerca de la otra parte involucrada en la operación, para tener mayor seguridad en la formalidad y la buena fe.

Este instrumento, es una herramienta de apoyo en la adquisición de bienes o créditos, que debe ser manejada con responsabilidad, después de analizar nuestra capacidad de pago.

Referencia:
Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito, Capítulo III, Artículo 170. Última reforma aplicada el 28 de Julio del 2006.