Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

¿Estás preparado para un entrenamiento financiero?

El juego incorpora toda la emoción, la energía y la estrategia del fútbol para enseñar a niños y adultos la importancia de tomar decisiones financieras inteligentes.
Compruébalo

Tarjeta de crédito

Beneficios de las tarjetas de crédito

  • Compra ahora, paga después. Puedes usar tu tarjeta de crédito para pagar el monto después (más intereses, si no cancelas el saldo total todos los meses).
  • Conveniencia y seguridad del pago. No tienes que llevar encima una chequera ni grandes sumas de efectivo cuando vas de compras.
  • Amplia aceptación en comercios. Las tarjetas de débito son más ampliamente aceptadas que los cheques, y te permiten hacer compras a través de Internet.
  • Proceso de pago fácil y rápido. No hay cheques ni necesidad de presentar una identificación o información personal en el mostrador de venta.
  • Servicios de valor agregado para los tarjetahabientes. Se reemplaza la mercancía si la misma se extravía o es robada, Se proporcionan beneficios de seguro de vida y seguro de auto.

Tipos de tarjetas de crédito
El primer paso es abrir una cuenta bancaria que utilizarás para pagar tus gastos y en la cual depositarás tus ingresos. De otro modo, siempre tendrás que llevar encima el efectivo y guardarlo debajo del colchón. Ninguna de éstas es una estrategia financiera recomendable. Las cuentas bancarias también te ayudan a determinar cuánto dinero tienes. ¿Qué tipo de cuenta necesitas? Eso depende de tu situación.

Crédito para un solo pago
Los bienes y servicios se abonan en un solo pago dentro de un determinado plazo después de la venta. Normalmente, no se cobran intereses. Los ejemplos incluyen compañías de servicios públicos, servicios médicos y algunos negocios minoristas.

Tarjeta de pago fijo
La mercancía y los servicios se pagan en dos o más pagos programados regularmente por un determinado monto. Se incluye el interés. Los ejemplos incluyen algunos negocios minoristas, tales como tiendas de electrodomésticos y concesionarios de autos, así como bancos comerciales, compañías de financiamiento al consumidor, instituciones de ahorro y préstamos y uniones de crédito. También se puede prestar dinero para un propósito especial y el consumidor está de acuerdo en pagar la deuda en dos o más pagos regularmente programados.

Crédito revolvente
Muchos artículos se pueden comprar utilizando este plan, siempre y cuando, el monto no sobrepase el límite de crédito asignado del usuario. El dinero se reintegra a intervalos regulares en pagos por un monto mínimo requerido o un monto más alto. Se cobra interés sobre el saldo pendiente en la cuenta. Los ejemplos incluyen las tiendas, las tarjetas de crédito e instituciones financieras que emiten tarjetas de crédito.

Tarjetas Oro y Platinum
Las tarjetas Oro y Platinum son las mejores en la línea de tarjetas de crédito. Los bancos emisores normalmente requieren a los tarjetahabientes Oro y Platinum que cumplan con normas más altas de ingresos y capacidad crediticia. Algunas veces, las tarjetas tienen tasas de interés más altas, por lo cual, si te resultan atractivos los beneficios que proporcionan las tarjetas de Oro y Platinum, tal vez, te convenga cancelar mensualmente el saldo pendiente para reducir tu costo de crédito.

Algunas tarjetas cobran una cuota anual. Es importante considerar lo que ofrece la tarjeta antes de usarla y preguntarte cuáles de los incentivos que realmente utilizarás.

El crédito tiene ventajas y desventajas. Utilizándolo con prudencia puedes capitalizar las ventajas y disminuir las desventajas.

Ventajas y desventajas de la tarjeta de crédito

Ventajas Desventajas
  • Posibilidad de comprar artículos que necesitas en este mismo momento.
  • No tienes que llevar efectivo encima.
  • Crea un registro de las compras.
  • Más conveniente que hacer cheques.
  • Consolida las cuentas en un solo pago.
  • Los artículos cuestan más si se financian.
  • Pueden incluir comisiones adicionales.
  • Pueden surgir dificultades económicas si pierdes el control de cuánto gastas cada mes.
  • Propicia oportunidades para gastar más por impulso.

Tarjetas de crédito versus tarjetas de débito
Decidir cuándo usar tu tarjeta de débito o tarjeta de nómina y cuándo usar tu tarjeta de crédito no es una decisión que debes tomar a la ligera. La tarjeta de crédito es una herramienta para comprar ahora y pagar después. La tarjeta de débito es para comprar y pagar en ese mismo momento. Ambas tarjetas pueden jugar un papel importante en tu plan de administración financiera.

La tarjeta de débito está vinculada a tu cuenta de cheques y/o a tu cuenta de ahorro, en términos bancarios, a tus cuentas de depósito. Cuando usas la tarjeta de débito el dinero se deduce de tu cuenta de depósito, que, generalmente, es una cuenta corriente o de cheques. Por contraste, la tarjeta de crédito constituye un préstamo no garantizado que te extiende una institución financiera como conveniencia. Cuando usas la tarjeta de crédito significa que tus intenciones son pagar mensualmente el monto más los intereses si no cancelas el saldo total de la cuenta.

Con la tarjeta de débito puedes comprar en establecimientos comerciales, sin tener que llevar encima el dinero en efectivo o acordarte de llevar tu chequera. Simplemente, presenta tu tarjeta de débito en cualquier establecimiento comercial que acepte este método de pago y el monto se deducirá directamente de tu cuenta de cheques.

Adelantos de efectivo en tarjetas de crédito
El banco emisor o institución financiera considera el adelanto de efectivo un préstamo. Cuando obtienes un adelanto de efectivo, el interés comienza a acumularse en forma diferente, a veces, sin un período de gracia y a una tasa más alta. Verifica con tu emisor para averiguar la información detallada correspondiente a tu tarjeta de crédito.

Costos asociados a tener una tarjeta de crédito
Algunos emisores de tarjetas requieren una cuota anual (a veces llamada anualidad), la cual es un monto que pagas al año por poseer una tarjeta o por renovarla anualmente.

Algunos bancos también cobran comisiones por presentar una solicitud, por abonar un pago con retraso, por obtener un adelanto de efectivo, por sobrepasar tu límite de crédito o por mantener un saldo de cero. Lee cuidadosamente tu estado de cuenta para averiguar todos los términos y condiciones. El fraude y el robo de identidad en tarjetas de pago es un riesgo real, pero puedes protegerte haciendo clic aquí para obtener recomendaciones prácticas.

Cómo leer tu estado de cuenta de la tarjeta de crédito
Cuando recibas tu estado de cuenta a finales de mes, debes revisarlo cuidadosamente para asegurarte que todo está correcto. Ten presente las siguientes sugerencias:

  • Verifica para ver si el pago que enviaste el mes pasado se ha recibido y acreditado correctamente a tu cuenta.
  • Analiza las compras detalladas en el estado de cuenta y verifícalas contra tus recibos para ver si son correctas.
  • Revisa cuál es la tasa de interés y cómo se ha calculado.
  • Verifica que el total de la compra esté correcto y cualquier crédito que tengas se haya considerado al calcular el saldo a pagar.
  • Revisa para determinar cuándo se vencerá el pago y prepárate para enviarlo al menos cinco días antes de la fecha de vencimiento para que se reciba a tiempo.
  • Consulta la ilustración anterior para entender mejor en qué forma debes leer tu estado/extracto de tarjeta de crédito.

su banco

Rubros de un estado de cuenta de una tarjeta de crédito
Dirección de pago Nuevo balance
Número de cuenta Monto mínimo de pago
Nombre Lista de transacciones
Fecha de estado financiero Cálculo del balance
Fecha límite de pago Información de pago
Límite de crédito Resúmen de cargos financieros
Crédito disponible

No olvides verificar si está correcto el total de la compra y que cualquier crédito que tengas en la cuenta se haya tomado en consideración al calcular el saldo total adeudado.

Cómo evitar el fraude con tarjetas de crédito
El fraude con tarjetas de pago ocurre de muchas formas. Los delincuentes pueden robar las tarjetas, hacer impresiones falsas, usar el número sin autorización y poner en práctica otras tácticas ilegales. Los expertos dicen que la única manera de combatir el problema del fraude es mantener la vigilancia en todo momento. Al igual que cierras con llave la puerta de tu casa o de tu auto, considera que tus tarjetas de crédito y débito son bienes valiosos que requieren el mismo nivel de cuidado.

La buena noticia es que las instituciones financieras trabajan continuamente con nuevas tecnologías para cerrarles el pago a los delincuentes y proteger a los consumidores. Si extravías tu tarjeta o te la roban o si piensas que eres víctima de un fraude, notifica inmediatamente a tu institución financiera.

Puedes prevenir el fraude haciendo lo siguiente:

  • Verifica siempre cuidadosamente los cargos listados en tu estado de cuenta y compáralos con las copias de los recibos de tus compras.
  • Mantén un registro de tus números de cuenta de las tarjetas de crédito y débito para que, en caso de extraviarse tu tarjeta, puedas informar rápidamente a la institución financiera. A algunas personas les resulta útil mantener una fotocopia de sus tarjetas en su casa, en un lugar seguro.
  • Lleva siempre contigo todos los recibos y papel carbón, especialmente de cajeros automáticos, supermercados y gasolineras. Verifica que el monto en la copia del recibo que te entregue el comercio sea el mismo que aparece en la copia del comercio.
  • Firma tus tarjetas nuevas inmediatamente al recibirlas. Traza una raya para inutilizar el espacio en blanco que quede después de tu firma.
  • Nunca firmes un recibo de transacción en blanco. Alguien podría llenarlo con un monto falso.
  • No les prestes tus tarjetas a otros ni las dejes como depósito de seguridad en ningún lugar.
  • Asegúrate de saber quién tiene acceso a tus tarjetas. Si se utilizan sin tu conocimiento, es posible que tengas que pagar de todas maneras.
  • Sé particularmente cuidadoso cuando en los aeropuertos y otros lugares públicos des el número de tu tarjeta de crédito y débito en voz alta. Los delincuentes acostumbran pasearse por terminales de gran tráfico para aprovechar cualquier oportunidad de robarles las tarjetas telefónicas o cualquier otro número que puedan a los viajeros extenuados.
  • Nunca des tu número de cuenta ni otros tipos de información personal. No proporciones tu número de tarjeta de crédito ni la fecha de vencimiento por teléfono, a menos que tú hayas iniciado la llamada.

Cómo proteger tu tarjeta de crédito durante las vacaciones

  • Cuando viajes, lleva tus tarjetas de crédito contigo.
  • Si vas a participar en actividades al aire libre, deja tus tarjetas de crédito en la caja de seguridad del hotel.
  • Nunca dejes tus tarjetas en la habitación, ni siquiera guardadas dentro de una maleta.

Cómo ahorrar con nuestra tarjeta de crédito
Aprovechar las promociones y ventajas que ofrece una tarjeta de crédito debe ser parte de nuestro plan de ahorro. Cuando elaboramos nuestro presupuesto familiar de ingresos y gastos del año, planeamos tener una cierta cantidad de dinero como ahorro, después anotamos todos los demás gastos, donde incluimos vacaciones, ropa, súper, y otros egresos que se pueden pagar mediante una tarjeta de crédito.

Es muy recomendable analizar los beneficios que nos otorgan las tarjetas bancarias de este tipo, como puntos, descuentos y reembolsos por compras, para poderlas incluir como parte del plan de ahorro, incrementando así el porcentaje o la cantidad destinada a este importante rubro.

Actualmente las tarjetas de crédito ofrecen, entre otros, los siguientes beneficios:
Puntos
Los puntos se otorgan por comprar en ciertos establecimientos participantes, que aunque son muchos, no son todos. Por ello, es importante consultar con tu banco para acudir a los comercios participantes. Estos puntos pueden significar una ventaja importante a la hora de ahorrar porque se acumulan en una cuenta para hacer otras compras o disposiciones de efectivo.

Promociones
El incentivo que ofrecen los bancos para el uso de la tarjeta de crédito suele ser muy atractivo, es el caso las promociones por comprar en volumen o en temporadas. Debemos estar muy atentos cuando se trata de comestibles o insumos de consumo básico en el hogar, porque es posible adquirirlos a un precio mucho menor de lo que nos costaría comprarlos en menores cantidades a lo largo de todo el año.

Reembolsos
Este beneficio es uno de los más directos que podemos aprovechar en nuestro ahorro personal. Algunas tarjetas de crédito ofrecen reembolsar un porcentaje de las compras efectuadas por medio de nuestra tarjeta de crédito. Podemos aplicar este descuento directamente a nuestro presupuesto anual, incrementando el ahorro familiar. Verifica que tu banco lo ofrezca y no te dejes llevar, comprando más de lo que necesitas.

Transferencia de saldos con tasas más bajas e incremento en el límite de crédito
La suma presupuestada para el pago de tarjetas de crédito se puede reducir si se consideran las opciones del mercado que ofrecen unificar las deudas con una tasa menor y aumentando el límite de crédito. Esto también repercutirá en el nivel de ahorro proyectado.

Millas gratis
Es muy importante considerar este beneficio al planear nuestras vacaciones porque las millas gratis pueden representar un buen ahorro al pagar. Esta ventaja puede significar un porcentaje muy alto del presupuesto para vacaciones, lo que resulta en un incremento de nuestro fondo de ahorro.

Tarjetas sin comisiones (por disposición de efectivo y transferencias)
Si sumamos las comisiones por disposición de efectivo o traspasos entre tarjetas, el resultado anual suele ser bastante alto. Hoy en día existen opciones que no cobran este tipo de comisión, cámbiate a una de ellas, ahorra el gasto que ya tenías considerado e inclúyelo en tu proyecto de ahorro.

Sin cuota anual
Aunque a simple vista parece una cuota anual baja, si logramos eliminarla de nuestro presupuesto pasará a formar parte de nuestro fondo de ahorro anual. Actualmente, las instituciones bancarias ofrecen tarjetas que no retienen esta cuota.

Seguros gratuitos de vida y accidentes personales
Complementa la cobertura de tus seguros de vida y contra accidentes aprovechando los seguros que te ofrecen algunas tarjetas de crédito. En la mayoría de los casos, son gratuitos y te permitirán ahorrar algunas de las primas de tu seguro personal. Esto, puede llegar a ser una suma significativa en tu presupuesto anual.

Puntos de lealtad
Decidir qué tarjeta de crédito es la que necesitamos, requiere de un análisis especial. Una tarjeta de crédito pasa a ser una parte fundamental de nuestras finanzas personales, ya que los beneficios que nos brinda son variados y muy útiles, y, además, porque en ella se fundamenta nuestro historial crediticio. Por eso, te recomendamos que analices todos los beneficios y opciones antes de tomar la decisión de contratar los servicios de la tarjeta que usarás por mucho tiempo, ya que por así decirlo, te casará con ella, y tu lealtad con ella tiene recompensas que también pueden ayudarte a ahorrar. Los puntos de lealtad son muy apreciados por las instituciones financieras, porque con ellos pueden determinar la clase de cliente que somos y nuestra antigüedad, otorgándonos beneficios como tasas preferenciales, premios, mayores créditos, servicios de asistencia gratuitos y atención preferente, entre otros.

Estos son algunos de los beneficios que se obtienen por medio del uso de las tarjetas de crédito. Nos ayudarán a ahorrar un porcentaje mayor de lo que teníamos programado en el presupuesto anual.

Nuestra recomendación es que realices un plan especial para aprovechar todas y cada una de estas oportunidades de ahorro durante el año. Estamos seguros que el porcentaje de ahorro será mucho mayor del que tienes presupuestado.

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduzca el código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.